Ha pasado un año desde la crisis social y sanitaria por marea roja que impactó a la región de Los Lagos y el Gobierno elaboró un informe para correr la línea de control de floraciones algales nocivas (FAN, también conocidas como bloom de algas) desde el límite norte de la región de Aysén extendiéndola hacia el norte a la región de Los Lagos, específicamente a la altura de Calbuco y Carelmapu, declarándola como “zona de riesgo de plaga”.

Se trata del dMarcos Salas (Foto Conapach)ictamen de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) titulado “Informe de renovación de área de florecimiento algal nocivo (FAN) de Alexandrium catenella en atención al D.S. (Minecon) N°345 de 2005″.

Así lo advirtió Marcos Salas (en la foto), presidente del Sindicato N°1 de Quellón y director de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), quien ha trabajado con la Subpesca los controles para evitar el traspaso de contaminación FAN transmitidos por wellboats (embarcaciones que prestan servicios a la salmonicultura) que provienen de la región de Aysén hacia aguas de la región de Los Lagos y que ahora, se quiere ampliar su área de afectación hacia el norte.

Para el dirigente, la categoría “zona de riesgo de plaga o zona de plaga” permitiría que, por cualquier movimiento de limpieza de FAN o marea roja, “van a sacar los wellboats a la altura del puerto de Ancud, que es lo más cerca después de Calbuco, lo que en otras palabras significaría que la región fuera declarada zona de marea de roja permanente. Es decir, se da por vencida la lucha contra el traslado de toxinas desde Aysén y da por sentado que ya existe la plaga, lo que permite en el futuro correr la línea de control implementada al sur de Quellón”, argumentó Salas.

El representante de los hombres de mar quelloninos aseguró que desde hace una década han venido analizando con la autoridad el control de las zonas FAN y en evitar que se contaminen las aguas de la región de Los Lagos con wellboats provenientes de áreas contaminadas, “por lo que esta decisión sería la muerte segura para toda la actividad bentónica y alguera de la región”, recalcó.

Bloom de algas (Foto Conapach)

En esa línea, hizo hincapié en que la autoridad debe asumir las “numerosas postergaciones en inversión” para el traslado de peces provenientes de la salmonicultura, que aseguren las condiciones sanitarias de la región, que incluya dentro del informe de plagas a la toxina paralizante y la amnésica, y no solo Alexandrium catenella.

La Subpesca, en tanto, respondió que la propuesta de renovación de área FAN será discutida con todos los actores.

Vea >> Subpesca plantea ajustes a las actuales áreas de florecimientos algales nocivos

“Valoramos que el Gobierno no haya impulsado la medida y muestre su disposición a dialogar con las bases respecto a las decisiones que se toman. Como pescadores artesanales estaremos atentos a cualquier medida que quiera degradar nuestra actividad, de modo de frenar cualquier tipo de decisión que traiga consecuencias sobre el medioambiente y la pesca artesanal”, concluyó Marcos Salas.