Cuatro caletas participarán del Programa de Fortalecimiento de la Capacidad de Adaptación al Cambio Climático en el Sector Pesquero y Acuícola Chileno, lanzado este miércoles 7 de junio en Valparaíso (región de Valparaíso) con la participación de dirigentes y pescadores de las caletas Guardiamarina Riquelme de Iquique, región de Tarapacá; Tongoy, región de Coquimbo; Coliumo, región del Biobío; y Hualaihué, región de Los Lagos.

La actividad fue convocada y desarrollada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y el Fondo Mundial para el Medio Ambiente, más conocido como GEF, y contó con la presencia de diversas organizaciones de los sectores académicos, de investigación y la pesca artesanal.

Fuente Conapach

En la oportunidad, se dieron a conocer los principales lineamientos del programa, que contempla el manejo y monitoreo de variables de temperatura, cambios en el nivel del mar, inundaciones y otros eventos extremos producto del cambio climático; así como también las estrategias de comunicación y difusión para la concientización de la población frente a estos fenómenos, destacando las buenas prácticas y la adopción de políticas públicas para el desarrollo de las comunidades costeras.

En ese sentido, la representante de la FAO en Chile, Eve Crowley, explicó que «este es un programa de fortalecimiento de las capacidades en varios niveles interinstitucionales, de forma de entender los impactos del cambio climático y aprender lecciones de cómo se puede enfrentar en conjunto».

20170607_130016

Del mismo modo, la representante de Naciones Unidas precisó que se quiere destacar las buenas prácticas en torno al cambio climático y fortalecer las capacidades a nivel local, con el objetivo de encontrar soluciones con los mismos pescadores, «que son quienes tienen el mayor conocimiento sobre lo que les está sucediendo tanto en su actividad como en su entorno más cercano».

Y agregó, «la FAO sabe que sin los pescadores artesanales en el terreno nunca se va a tener una política pública que funcione, por esto se han elegidos cuatro caletas para poder escalarlo pronto a nivel nacional, porque son las caletas y sus comunidades las más vulnerables y más sensibles a estos cambios».

Voces pesqueras

Al respecto, la presidenta de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), Zoila Bustamante, comentó que «el sector pesquero artesanal hace años está trabajando en este tema, tanto a nivel nacional como internacional, ya que está viviendo en carne propia los fenómenos que trae el cambio climático. Es por esto que valoramos que el problema se esté viendo entre la Subpesca en conjunto con la FAO, ya que son las autoridades pesqueras las que conocen mejor la actividad y trabajan directamente con nosotros».

Paula Reyes, quien es pescadora artesanal de Coliumo, agradeció que la caleta esté participando de estos talleres como «caleta modelo», sirviendo de punto de referencia de los estudios a realizarse y la presencia de un monitor en terreno. «Esperamos aprender lo necesario para aportar desde nuestra experiencia acerca de los cambios que estamos viviendo y así estar más preparados para lo que viene», manifestó la representante de la región del Biobío.

6U0A7055

Coincidió con lo anterior Juan Demetri, presidente del Sindicato Guadiamarina Riquelme de Iquique, quien afirmó que desde hace tiempo los pescadores artesanales de la macrozona norte están sufriendo las consecuencias del cambio en la temperatura de las aguas, «ya sea por la desaparición de la palometa, de gran importancia para la economía local, como también del pulpo; por lo que puede significar una redefinición de las pesquerías producto de este fenómeno».

Por su parte, José Alvarado, presidente de la Federación de Pescadores Artesanales de Hualaihué, destacó que el Estado esté preocupado de los efectos que trae el cambio climático de aquí a 20 o 30 años más, porque son variaciones que ya se están viviendo. «Por lo pronto, estamos muy contentos de que se haya tomado en consideración la caleta El Manzano de Hualaihué, ya que es una caleta que reúne tanto al sector pesquero como miticultor».

Y culminó, «estamos conscientes de los cambios que este fenómeno está provocando y lo hemos estado transmitiendo, por ejemplo, la presencia de la pesquería del atún en las costas de la región de Los Lagos. Por lo que la Subpesca ha tomado la feliz decisión de agregarla mediante decreto en la resolución 3115 del año 2013».

20170607_133944