(Bloomberg / El Comercio) La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, confirmó que Tsukiji, mundialmente famoso por sus subastas de atún, será trasladado a una zona que solía albergar una fábrica de gas en el barrio de Toyosu, cerca de la bahía de Tokio. El gobierno metropolitano planea luego remozarlo a cerca de la zona comercial de lujo de Ginza y reabrirlo para aprovechar su reconocimiento de marca.

Koike no dio un plazo para hacer estas obras y dijo que se llevarían a cabo después de mantener conversaciones con los interesados, pero precisó que el mercado actual se redesarrollaría durante los próximos cinco años.

El gobierno de la capital también analizará si el mercado de productos del mar puede seguir operando en Toyosu, que está equipado con instalaciones de refrigeración y congelación de última tecnología. El futuro del mercado era dudoso desde 2001, cuando la ciudad decidió trasladarlo al sitio de la bahía de Tokio. El plan de reubicación se retrasó debido a que hubo que retirar el suelo contaminado del nuevo sitio, proceso que se completó en octubre de 2014.

En agosto de 2016, menos de un mes después de que Yuriko Koike asumiera su cargo, anunció una nueva demora para estudiar la medida debido a la preocupación por la seguridad del nuevo sitio y el costo de la reubicación. En ese momento, dijo que estaba «asombrada» por el precio de 588.400 millones de yenes (US$5.300 millones) y desde entonces ha tenido a los ciudadanos en ascuas sobre su decisión final.

El mercado actual es uno de los principales destinos turísticos de Tokio y atrae a 42.000 visitantes por día. Según Ted Bestor, profesor de antropología social de la Universidad de Harvard y autor de «Tsukiji: The Fish Market at the Center of the World», la medida tendría un gran impacto no solo en el mercado como lugar turístico sino también como centro de primer nivel de abastecimiento de pescado.

Valor de marca

«No se puede duplicar algo de esa magnitud», dijo Bestor en una entrevista en la capital japonesa. «El gobierno de Tokio quizá haya destruido una marca de enorme valor», añadió.

En un día normal, pasan por el mercado aproximadamente 1.628 toneladas (3,6 millones de libras) de pescados y mariscos por un valor cercano a los 1.600 millones de yenes (US$14,3 millones al tipo de cambio actual), según un folleto del gobierno. Tsukiji ofrece alrededor de 480 tipos de productos del mar y 270 tipos de productos agrícolas. Sin embargo, el número de puestos ya ha disminuido y la ubicación poco accesible en Toyosu podría hacer que algunos mayoristas cierren sus puertas en lugar de mudarse allí, según Bestor.

En su conferencia de prensa del martes, Koike definió la decisión como «Proteger a Tsukiji, aprovechar a Toyosu».

El mercado de productos del mar ha sido una de varias piedras en el zapato del gobierno de Tokio, que ha quedado empantanado con la planificación y la elaboración del presupuesto para los Juegos Olímpicos de 2020 en la ciudad. Koike ha criticado al anterior gobierno liderado por el Partido Liberal Democrático del primer ministro Shinzo Abe por la falta de transparencia en estos temas.

Presione aquí para ver la nota desde su fuente original en El Comercio, donde también encontrará una galería de fotos de Tsukiji.