A raíz de las ultimas declaraciones del presidente de Empresas AquaChile, Víctor Hugo Puchi, en diario La Tercera en donde señala la supuesta deuda que tendría el Gobierno actual y anterior con el sector salmonicultor, el senador por la Región de Los Lagos, Iván Moreira, señaló que “se cuestiona al Estado por falta de apoyo y toma de decisiones, pero se olvida que existe la autoregulación, actitud que la industria ha carecido desde sus inicios, se acostumbraron a ganar y ha sido su propia ambición la que los ha perjudicado productivamente y ahora le echan la culpan al Estado y a los políticos”.

Junto con ello, el emprearios enfatizó en que no ha habido voluntad política para dar una solución regulatoria estructural a la industria. Que además ha sido flanco fácil de ataque del mundo político.  A lo que el senador respondió que “si se les ataca no es por su éxito, sino porque la industria en los tiempos de bonanzas se aplauden entre ellos, pero en tiempo de crisis es el Estado el que debe salir a resolver sus problemas, especialmente cuando impactan fuertemente el empleo, si la industria en 30 años no ha logrado empatía con su entorno es precisamente porque no ha creado un circulo virtuoso con la comunidad, más allá de ofrecer puestos de trabajo, donde además ha habido abusos con los contrato por obra y faena que dejan en total vulnerabilidad a los trabajadores en caso de cesantía”.

Finalmente, el senador por la Región de Los Lagos expresó que la industria requiere hacer un mea culpa y también ir resolviendo sus temas pendientes como la relocalización o el marco regulatorio que están pendientes, instancias que tienen vínculo legislativo y gubernamental, pero por otra parte también existe la necesidad de mayor inversión en investigación como también el compromiso de acercarse a la comunidad, y a otros actores de la economía local donde hay mucho que hacer y avanzar como por ejemplo el pago oportuno de proveedores, la relación con los pescadores y el mundo indígena, donde la industria debe comportarse como buen vecino.