En la ciudad de Puerto Montt, región de Los Lagos, UNegocios de la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile (UChile) dictará próximamente un diplomado titulado “Gestión de la Complejidad Social y Sustentabilidad Empresarial”, cuyo foco está puesto en profesionales de la industria del salmón.

En entrevista con AQUA, el director de Soluciones Corporativas de la FEN, Danilo Ávalos, sostuvo que para las regiones del sur-austral (Los Lagos, Aysén y de Magallanes y la Antártica Chilena), donde se desarrolla la totalidad de la engorda de salmónidos en mar, es “indispensable tener esta posibilidad de diplomado”; por lo que han definido que Puerto Montt es el “punto neurálgico” para su dictación. En este sentido, los profesionales contarán presencialmente con docentes de la universidad, sin incurrir en mayores costos sociales, de viajes, alojamientos, entre otros.

El diplomado, que tendrá 112 horas presenciales y 30 en redes de colaboración virtual, se dictará en jornadas de dos días seguidos (viernes y sábado).

“Si bien tenemos definido que el diplomado se dictará en Puerto Montt, en los próximos días tendremos definidos la locación exacta”, comenzó precisando el representante de la Casa de Bello.

Como casa de estudios, ¿por qué estiman importante profundizar en estos temas?

Consideramos relevante que este tipo de instancias lleven a la reflexión. Es que crear valor económico en una organización, de una manera que también se cree valor en la sociedad, son los fundamentos de base de la sustentabilidad; y son el marco de acción de este programa.

Hay un cambio en la sociedad y las empresas; estas últimas aún se encuentran en una fase reactiva frente al entorno; por lo que creemos que este programa viene a contribuir con habilidades para abordar el trabajo diario con una visión sustentable e integradora.

¿Qué conocimientos o habilidades lograrán quienes cursen este diplomado?

Para los participantes que lo tomen “nos hacemos cargo” de: desarrollar competencias para la elaboración de propuestas de planificación de sustentabilidad; instalar las capacidades para desarrollar variables de sustentabilidad integradas para las compañías; gestión de indicadores de sustentabilidad y sus estrategias de comunicación; instalar competencias de “diálogo”, confianza y retroalimentación con stakeholders; competencias de gestión de la complejidad interna (sindicatos); conocimientos para el desarrollo de modelos de evaluación de la sustentabilidad; entre otras.

¿Cómo advierte la situación de sustentabilidad que vive la industria salmonicultora de Chile? ¿Dónde y cómo puede avanzar?

Una de las principales barreras de las empresas del sector tiene que ver con el escepticismo por parte de las comunidades. En virtud de la historia y el análisis de nuestros profesionales, las comunidades no han sido vistas como aliados estratégicos.

Desde el interior de las compañías no existen herramientas concretas que faciliten la co-construcción de acuerdos entre empresa y sindicatos; es más, existen claras y declaradas brechas entre la realidad y lo planeado.

Gran parte de las empresas del sector manifiestan un dolor intrínseco. Siguen entrampadas en un antiguo sistema de creación de valor, optimizando el desarrollo financiero de corto plazo e ingnoran influencias más amplias que pueden ser determinantes para el éxito de largo plazo.

¿De qué manera se puede crear ese tipo de valor?

La RSE (responsabilidad social empresarial) y la sustentabilidad siguen siendo conceptos, y no están integrados en la esencia estratégica de los negocios. No entienden que crear valor no es solo aumentar la rentabilidad para sus accionistas, sino que es la esencia de la estrategia de largo plazo lo que hace rentable socialmente a una compañía.

Las relaciones con las comunidades ya no se basan en la política de “regalos”, ya que estas compran tiempo y no solucionan los problemas de raíz. La relación armónica con el entorno es una clave determinante desde la planificación estratégica de las empresas.

La formación y las redes de colaboración son acciones claves para poder avanzar. Entendemos que la competencia y la situación medioambiental son y serán variables propias de este sector productivo; sin embargo, avanzar desde los fundamentos estratégicos y técnicos de la sustentabilidad podrán servir para impulsar un cambio de paradigma en las compañías salmonicultoras en Chile.