Bioaltus es una empresa dedicada al tratamiento biológico de residuos orgánicos, cuyos productos son biotecnológicos, basados en microorganismos, adaptados pero no genéticamente modificados, de libre disposición, inocuos para flora, fauna y seres humanos.

Debido a ello cuentan con la representación de una empresa francesa líder a nivel mundial en la industria biotecnológica.

Junto con precisar que cuentan con productos para tratamiento de algas en tranques de riego, tratamiento de purines, de residuos industriales líquidos (riles) agroindustriales, para eliminar olores ofensivos, entre otros, el representante de Bioaltus, Nicolás Uriarte, subraya que “la industria del salmón es un sector interesantísimo, por esta razón nos hemos puesto en contacto con diferentes empresas y entidades para comenzar a trabajar, en un principio, en cuatro áreas”.

Dichas áreas son tratamiento de riles generados por pisciculturas y empresas del rubro (firmas de alimento y fabricantes de redes). “El objetivo del tratamiento de riles es, principalmente, disminución de DBO5 y nutrientes para el cumplimiento de los D.S. 90, 609, 46, NCh 1333 o norma SAG (Servicio Agrícola y Ganadero), según sea el caso, y secundariamente la disminución de lodos orgánicos (hasta en un 80%), el control de olores ofensivos, control de vectores, entre otros”, explicó Uriarte.

La segunda es eliminación de olores ofensivos: “Este tratamiento consiste en ocupar productos con biosurfactantes específicos que encapsulan la molécula de olor eliminándola, es decir, no es un desodorante que compita con el olor ofensivo. A pesar de que el tratamiento biológico para riles disminuye en gran medida los olores ofensivos, en algunos casos se requiere un tratamiento complementario y en otros donde los parámetros no tienen importancia, se ocupan solo productos para el olor”, detalló el ejecutivo, quien añadió que la tercera área es mejoramiento del agua en sistemas de recirculación: “En conjunto con la empresa en Francia hemos armado un tratamiento que tiene muchos beneficios y que se basa en el tratamiento en camaroneras, industria en la cual la empresa francesa tiene vasta experiencia. Los beneficios esperados del tratamiento son: destrucción de la fuente de formación de ácido sulfhídrico (H2S); reducción en la producción de amoniaco (NH4); limitar los brotes de patógenos; reducir el riesgo de obstrucción de las branquias; limitar la producción de 2-metilisoborneol (2-MIB) y Geosmina (GSM), responsables del “off-flavour”; limitar el ensuciamiento del sistema de filtración mecánica; optimizar la desinfección UV; y el producto tiene un poderoso consorcio antivibrios, lo que limita la vibriosis”.

Sobre la cuarta área, Uriarte explicó que se trata de recuperación de los fondos marinos y lacustres: “​Bajo las jaulas de producción se acumulan una cantidad muy importante de lodos orgánicos que son básicamente alimento no consumido y fecas de los peces. Tenemos un producto ya probado en Francia que soporta la salinidad del mar que permitiría degradar la materia orgánica que se acumula, llegando a degradar hasta un 60% de los lodos orgánicos. Lo anterior mejora de manera importante el proceso de recuperación del fondo marino al término de los ciclos productivos y le permitiría a las empresas cumplir con la INFA (informe ambiental) sin problemas”.

Para cerrar, el representante de Bioaltus dijo que en algunas áreas ya se encuentran trabajando con empresas del rubro y en otras están en conversaciones con diferentes entidades para realizar pilotos.