Camanchaca obtuvo recientemente el sello de Friend of the Sea para harina y aceite de pescado de anchoveta (Engraulis ringens) y jurel (Trachurus murphyi) capturados en el océano Pacífico Sudeste (Área 87 de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO) solo por flotas de cerco aprobadas por el mismo ente certificador.

La anchoveta es una de las especies más intensamente explotadas en esa área. Por esto, el stock del recurso es monitoreado por la FAO y la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca). Este último monitorea la biomasa y establece las cuotas individuales que cada barco puede pescar anualmente en función del resultado de la evaluación. Se establecen cuotas para flotas industriales y flotas artesanales.

«Cada embarcación tiene un sistema de GPS a bordo que permite su localización en cualquier momento. Este sistema también ayuda a los pescadores a identificar las áreas donde están prohibidas las capturas», subrayan en el organismo de Estado.

Y con el objetivo de garantizar la sustentabilidad del recurso, Camanchaca, ya certificado por Friend of the Sea para el mejillón (Mytilus chilensis), adoptó el estándar de Friend of the Sea para alimentación sustentable de peces, harina de pescado, aceite de pescado y omega-3 que certifica que el aceite proviene únicamente de pesquerías en línea con los requisitos de capturas sustentables de Friend of the Sea y que existe un sistema de trazabilidad completo desde los barcos hasta las instalaciones de fabricación y el producto terminado.

Fundada en 1965, la compañía tiene su oficina central en Santiago (región Metropolitana) y opera en Estados Unidos, Canadá, Japón, Europa, América Central y el Caribe, y China y el Sudeste Asiático. Produce harina de pescado, jurel congelado y enlatado, langostinos y aceites de pescado, y está involucrado en actividades de cultivo de salmón, mejillones y abalones.

«Estamos contentos de ver el compromiso comprobado de Camanchaca con la sustentabilidad social y ambiental extendido a su producción de harina y aceite de pescado», subrayó el director de Friend of the Sea, Paolo Bray.

La certificación

Friend of the Sea es un programa de certificación internacional para productos de la pesca y la acuicultura sustentables. «Más de 600 compañías en más de 50 países han confiado en Friend of the Sea para evaluar el origen sustentable de sus recursos. Las auditorías, basadas en los mejores y más actualizados datos científicos disponibles, están a cargo de organismos de certificación independientes acreditados. Recientemente, el programa se ha expandido a la certificación de operadores logísticos, peces ornamentales y avistamiento de ballenas», detalló Bray.