(SoyChile) El informe del Departamento de Acción Sanitaria de la Unidad de Agua de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de Los Lagos, en que da a conocer los resultados de los muestreos tomados a las aguas del lago Llanquihue en la costanera de Puerto Varas, dan cuenta de un alto nivel de contaminación por coliformes fecales, alcanzando 16 veces más el nivel máximo permitido.

Las muestras fueron tomadas entre el 15 de noviembre y el 12 de diciembre de este año, y en ella también participaron peritos del Laboratorio de Criminalística (Lacrim Ecología) de la Policía de Investigaciones (PDI).

El objetivo era conocer el grado de contaminación que registra esta zona del lago, tras la denuncia realizada hace algunos meses por el vertimiento de aguas servidas.

La labor se cumplió en el marco de la mesa técnica de trabajo.

La muestra tomada el 4 de diciembre de este año frente al Hotel Radisson, da cuenta de la presencia de 16.000 coliformes fecales por 100 milímetros de agua, y lo permitido por la autoridad sanitaria en un máximo es de mil por 100 milímetros.

La cifra se repite en la costanera frente al Hotel Licarayén y Hotel Volcanes. Las muestras en estos lugares fueron tomadas el 12 de diciembre.

En el resto de la costanera la situación es de normalidad, al igual que en el balneario de Puerto Chico; incluso, en el sector de Santa Rosa, donde está el «polémico» aliviadero de tormenta, la muestra alcanzó a 7,8 coliformes fecales por 100 milímetros de agua.

Las conclusiones generales del informe señalan que los otros puntos en conflicto relacionados con la descarga de la empresa sanitaria, «específicamente en el sector Santa Rosa, en ambos días de muestreo se observan cumpliendo la normativa. Lo mismo sucede con el sector Capitanía de Puerto».

Según el alcalde puertovarino, Ramón Bahamonde, los puntos con altos grados de contaminación por aguas servidas es un sector de descargas de vertientes naturales que están contaminadas por el uso de vecinos del sector.

Aclaró que los hoteles nombrados en los informes no tienen relación con la contaminación. «Son las vertientes naturales que concurren frente a este lugar», adujo.

Para la autoridad, lo que interesa al municipio tiene relación con el balneario de Puerto Chico, que es el lugar para el baño recreacional.

«Donde están, las descargas nunca han sido autorizadas; siempre se ha sabido que esas descargas han traído contaminantes al lago y no hay que olvidar que una de esas vertientes naturales antiguamente provenía del matadero de Puerto Varas», aseguró.

Mario Riveros, gerente de Planificación, Ingeniería y Sistemas de la Empresa de Servicios Sanitarios Los Lagos (Essal), explicó que tras reunirse con la mesa técnica del lago Llanquihue, dio a conocer los avances del plan de obras de reforzamiento a la infraestructura sanitaria de Puerto Varas.

Afirmó que a la fecha, el plan de detección y desconexión está dando buenos resultados.

«Se han desconectado ocho sumideros y tres sistemas de drenaje en espacios públicos, cursando más de 200 notificaciones a viviendas con conexiones irregulares. Lo anterior, dado que a la fecha hemos logrado detectar que el sistema de alcantarillado recibe de manera irregular más de seis veces el volumen de agua que consume la ciudad, lo que sobrecarga la capacidad instalada y activa los aliviaderos de emergencia», argumentó.

Presione aquí para ver la nota en su fuente original de SoyChile.