(LUN) Durante diez años, Iker Uriarte, doctor en Ciencias Biológicas de la Universidad de Barcelona, España, y académico del Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile (UACh), ha trabajado incansablemente en un proyecto que tiene, literalmente, muchos brazos.

No solo hablamos del sujeto de estudio: el pulpo rojo patagónico, sino también de su propia investigación, que ha generado más de 16 publicaciones, dos capítulos de libro, cinco tesis de pregrado y dos de doctorado.

Su objetivo, lograr reproducir en cautiverio al Enteroctopus megalocyathus -nombre científico del pulpo del sur- resultó más difícil de lo que esperaba. Pero como la perseverancia es la clave de todo, terminó logrando algo inédito en el mundo: cultivar los primeros cien ejemplares juveniles de esta especie en el hatchery (criadero) de invertebrados marinos que la UACh tiene en Puerto Montt (región de Los Lagos).

«El objetivo de nuestra investigación es generar una alternativa de repoblamiento en áreas de manejo de los pescadores artesanales que denuncian que en los últimos años ha disminuido la población de este recurso, o generar una alternativa de producción sostenible en áreas de cultivo», asegura Uriarte.

Presione aquí para continuar leyendo la nota en su fuente original de LUN.