(Diario Financiero) Alinear a los distintos actores de la industria salmonicultora, reposicionarla a nivel internacional y eliminar el uso de antibióticos, son algunos de los objetivos que tiene Arturo Clement como nuevo presidente de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile).

El ex gerente general de Multiexport Foods ve oportunidades en Magallanes, que es considerada como la zona natural de crecimiento para la industria, pero donde hoy está congelada la entrega de nuevas concesiones.

“Es una zona que está empezando a ser un actor importante y debiera ser una zona de potencial crecimiento en el futuro. Varias empresas están instaladas y hay varias que incluso tienen proyectos para instalarse allá, como por ejemplo Blumar y Multiexport Foods. Imagino que algunas otras en el futuro también lo van a querer hacer”, destaca el directivo.

Y añade: “Hoy día, la zona de Magallanes produce una parte importante de nuestra producción. Hay solo 80 concesiones otorgadas, hay un montón que están por salir, pero está todo paralizado en este momento”.

¿Qué le parece que se mantengan paralizadas?

Yo creo que en algún momento pudo haber sido razonable, pero creo que tenemos que estudiar cómo hacer un mejor ordenamiento territorial. Creo que hoy día es mucho más importante que, de una vez por todas, partamos con el proceso de reorganizaciones, de tal forma de que tengamos menos concesiones pero más grandes y más espaciadas entre sí. Una vez que terminemos ese proceso de reorganizaciones debemos buscar la forma en que se otorguen nuevas concesiones, pero lo primero que tenemos que hacer, antes de tener nuevas concesiones, es finalizar el proceso de relocalizaciones.

¿Cuáles son los reglamentos pendientes que debe dictar la autoridad?

De lo pendiente es terminar precisamente el proceso de reorganización. Es un tema súper relevante para la industria y que nos va a dar mucha más sustentabilidad, y permitirá mejores concesiones, menos y más distanciadas.

¿Hay responsabilidad de las mismas empresas por el mayor uso de antibióticos respecto a países como Noruega?

El problema de los antibióticos no es tan simple como lo plantean muchos. La diferencia de porqué nosotros usamos antibióticos y los noruegos no, es porque nosotros tenemos una enfermedad que es el SRS que los noruegos no la tienen. Nosotros no usamos antibióticos porque queremos usarlos, sino porque tenemos enfermedades que no están en los otros países salmonicultores, y la forma de tratar los pescados contra esa enfermedad es usando antibióticos. El 2017 fue el tercer año en que Chile redujo el uso de antibióticos, y estamos trabajando fuertemente para incentivar la investigación y desarrollo para buscar soluciones al no uso de antibióticos y que nos permitan dejar de usarlos en el mediano plazo.

¿Estas investigaciones están en curso?

Hay distintos proyectos trabajando en eso, pero es un problema complejo y de lenta solución, pero estamos trabajando en ello. Hay que aclarar que nosotros usamos antibióticos para tratar enfermedades, no usamos antibióticos para crecimiento, como se hace con otras proteínas animales.

“El salmón favorito de Estados Unidos”

¿De qué manera se están promocionando en el extranjero?

En Brasil tenemos nuestra campaña que lleva más de cinco años para marcas sectoriales, que es un proyecto en conjunto con Pro Chile, y que ha sido muy exitosa: promueve la marca del salmón de Chile. Ese proyecto va a continuar, pero adicionalmente creamos el año pasado el Chilean Salmon Marketing Council, que es un organismo que se dedicará a la promoción, y a posicionar de mejor forma el salmón chileno en Estados Unidos. Esa corporación va a trabajar en distintos ámbitos, donde hay once empresas socias, y donde vamos a desarrollar una campaña de largo plazo para demostrar que el salmón chileno es el salmón favorito de los Estados Unidos.

¿Considera que las empresas están al debe en invertir en campañas de márketing?

La industria está al debe porque con toda nuestra historia es súper poco lo que hemos invertido, básicamente ha sido el proyecto que hemos hecho en Brasil. En algún momento hicimos cosas en Estados Unidos, pero fueron proyectos que terminaron producto de la crisis del virus ISA. De todas formas, la industria está al debe en temas de márketing, y queremos darle un mayor impulso.

¿Cómo cree que avance la industria en tema de fusiones y adquisiciones?

Yo creo que eso está por verse. La industria está saliendo de un periodo de crisis financiera. Recién el año pasado fue un buen año; yo me imagino que las industrias van primero a consolidarse financieramente y después van a empezar a mirar cuáles van a ser sus mejores estrategias a futuro.

¿Podrían reactivarse las fusiones en 2019?

Es posible, muy probablemente. Depende de cada empresa, dónde estén ubicadas, si se gustan o no se gustan. Son múltiples factores.

¿Podría implicar una mayor concentración de la industria?

No creo. Van a haber empresas de tamaño grande, empresas extranjeras, nacionales, medianas y pequeñas. Esta industria da para todos los tamaños.

¿Cómo esperan que cierre el presente ejercicio?

Vemos 2018 con optimismo. Efectivamente, va a ser un año muy parecido a 2017, probablemente con un precio bastante parecido, pero que va a ser más parejo. Este 2018 debería tener un precio mucho más estable.

Presione aquí para leer la entrevista en su fuente original de Diario Financiero.