Tras el reporte de la activación del «Plan de Mortalidad Masiva» de la empresa Australis al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de la región de Magallanes y de la Antártica Chilena por la muerte de 50.000 salmones -de 6,2 kilos de peso promedio-, dicho organismo público se encuentra fiscalizando los procedimientos de retiro en terreno, al mismo tiempo que se toman muestras de agua e ictiológicas para determinar la causa de muerte de estos peces.

Vea >> Mortalidad de salmones en Magallanes puede deberse a un «bloom»

En el marco de este plan de contingencia, la compañía afectada mantiene informado al Sernapesca sobre las acciones que se realizan a través de informes periódicos, en los que se ha comunicado el retiro de cerca de 16.000 ejemplares y su traslado en contenedores estanco hasta Puerto Montt.

El destino de esta mortalidad se definirá a su llegada en la región de Los Lagos, dependiendo de las condiciones climáticas y de transporte.

El director regional del Sernapesca Magallanes, Patricio Díaz, enfatizó que en el lugar «se están tomando las acciones necesarias para la supervisión del plan de contingencia y la toma de muestras», con el objetivo de informar las causas de muerte de los salmones tras los resultados de laboratorio.