La Dirección Nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) entregó -durante la tarde de este martes 13 de febrero- los datos preliminares de los efectos en la industria del salmón de las Floraciones de Algas Nocivas (FANs, también conocidas como blooms) registrados en lo que va del año en las regiones de Los Lagos, de Aysén y de Magallanes y de la Antártica Chilena.

En la región de Los Lagos, desde enero a la fecha, once centros han reportado mortalidades asociadas a blooms algales, con un total de 33 toneladas. A esto se suma la mortalidad verificada durante el último fin de semana en dos centros de la zona de Quellón, que se estima preliminarmente en 1.040 toneladas, cifra que será corroborada en el informe del próximo viernes 16 de febrero, cuando se consolide la información que deben entregar todas las empresas que registran mortalidades.

>>Bloom de algas provoca la muerte de 1.600 toneladas de salmones de Invermar

>>AquaChile confirma mortalidades por blooms de algas

En la región de Aysén, en tanto, 68 centros han sido afectados por blooms de algas, con un total de 1.066 toneladas de mortalidad. Finalmente, en Magallanes, solo un centro de cultivo ha sido afectado con mortalidades presuntamente provocadas por este fenómeno, alcanzando las 311 toneladas el pasado 20 de enero.

>>Fiscalizan mortalidad de salmones en Magallanes

Disposición de la mortalidad

Desde Sernapesca destacaron que toda la mortalidad ha sido derivada a plantas reductoras de harina de pescado, dispuesta en ensilaje o enviada a vertederos autorizados. En el caso de la región de Los Lagos, el 100% de la mortalidad se ha enviado a plantas reductoras de la región. En el caso de Aysén, un 70% de los salmones se enviaron a plantas reductoras en Castro y Calbuco, y el 30% restante a vertederos en tierra. En el caso de Magallanes, la mortalidad fue transportada a la región de Los Lagos y enviada a vertedero.

A las mortalidades en centros de cultivo, se deben agregar los eventos de mortalidad durante el traslado, principalmente de peces que viajaban para siembra. Sernapesca informó que han ocurrido tres mortalidades en transporte, todas con destino a la región de Magallanes, por un total de 39 toneladas, las cuales han sido ensiladas en los centros de cultivo de destino.

A. catenella y otras especies

Un total de 56 centros de cultivo (distribuidos en 20 Agrupaciones de Concesiones de Salmonídeos, también conocidas como «barrios») han informado niveles de alerta por presencia de Alexandrium catenella, uno de los 13 géneros de fitoplancton que monitorea el Sernapesca. De igual manera, la entidad reportó que distintos centros de cultivo han indicado la presencia en altas concentraciones de Karenia Mikimotoi, Thalassiosira pseudonana, Chaetoceros convolutus, Gymnodinium, entre otros.

Sobrevuelos y retiro de mortalidades

El 16 de enero, Sernapesca emitió la Resolución N°59/2018 que declaró emergencia de plaga de A. catenella, para disponer medidas especiales con el fin de evitar la dispersión de esta microalga. A partir de esa fecha, se estableció una alerta para prevenir y reducir las mortalidades, y garantizar el traslado bioseguro de estas.

Fue así como el Sernapesca ha encabezado sobrevuelos en las regiones de Aysén y de Los Lagos para supervisar el retiro de mortalidades desde centros de cultivo. Estos operativos han servido también para asegurar que en el ámbito pesquero se respeten las prohibiciones de extracción instruidas por el Ministerio de Salud, así como también evaluar la situación de la fauna silvestre, en particular de los cetáceos de la zona, descartando hasta la fecha algún impacto sobre las poblaciones de ballenas, producto de la presencia de estas microalgas.

Los sobrevuelos han sido acompañados además de patrullajes por vía marítima, tanto a bordo de naves de la Armada como mediante embarcaciones arrendadas por Sernapesca para el efecto, con el fin de asegurar que las maniobras de retiro y manejo se realicen en condiciones de bioseguridad.

Vea aquí los detalles de los sobrevuelos

Para cerrar, en la entidad de fiscalización acuícola-pesquera aseguraron que se mantienen «en situación de alerta, monitoreando la evolución de los blooms de algas en las regiones afectadas, y que semanalmente se entregará un reporte con la situación general de las floraciones algales y su impacto en la acuicultura».

Tablas

Desde el 1 de enero de 2018 al 4 de febrero, los titulares de cultivo han informado mortalidad en 80 centros asociados a blooms. Eso sí, la tabla inferior (con información del Sernapesca) no incluye la mortalidad en dos centros en Quellón (provincia de Chiloé), cuya cantidad de mortalidad debe ser validada durante esta semana.

Sin título1

Sin título2

SalmonChile

Por su parte, en la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) afirmaron que las mortalidades alcanzan el 0,9% de la biomasa en el agua desde el inicio de este fenómeno oceanográfico.

«Como informamos ayer (lunes 12 de febrero) las floraciones han seguido, pero las mortalidades aún están dentro de lo normal para un verano. Las empresas de SalmonChile han realizado un trabajo oportuno y coordinado para manejar estos blooms de algas», aseguró el presidente del gremio salmonicultor, Arturo Clément.

Vea >> SalmonChile por FANs: «Las empresas han respondido correctamente»

En comparación con el fenómeno ocurrido en 2016, el ejecutivo explicó que es distinto y de otra magnitud. «En 2016 hubo 40.000 toneladas de mortalidades, provocando una situación inédita en la industria. Estamos con un monitoreo permanente, existen más de 1.600 muestras que otorgan información en línea y más precisa que ayuda a tomar mejores decisiones, además de mantener la alerta y la coordinación con las autoridades», argumentó.

Por lo pronto, y aunque no disponen de información oficial, en la industria estiman pérdidas económicas cercanas a los US$20 millones. Solo Invermar confirmó el lunes una afección de US$8,25 millones al perder 1.600 toneladas.

CREAN

En tanto, en el marco del «Programa de Manejo y Monitoreo de las Mareas Rojas en las Regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes», el Centro de Estudios de Algas Nocivas (CREAN) del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) entregó su más reciente reporte, correspondiente al periodo del 2 al 4 de febrero, donde detalla el estado de la abundancia relativa (AR) de A. catenella, datos oceanográficos asociados y estado de alerta para la zona de muestreos de alta frecuencia (AF).

Para el último crucero, el CREAN explicó que la AR de la mayoría de las estaciones de muestreo ubicadas en el sector sur de Chiloé (región de Los Lagos) han aumentado fuertemente, con sectores como el extremo sur de la isla y golfo del Corcovado en los cuales se han encontrado niveles entre 8 (ultra abundante) y 9 (mega abundante), mientras que en toda la zona cercana a Quellón la AR supera el nivel 7 (hiper abundante), salvo la estación L18 (Yaldad) que presenta nivel 2 (escaso).

Sobre el sector de Raúl Marín Balmaceda, el centro del IFOP precisó que presenta todas sus estaciones con niveles entre 6 (extremadamente abundante) y 8 (ultra abundante). Por otra parte, en la zona norte de Aysén los niveles de AR también aumentaron en la mayoría de las estaciones, presentando todas las estaciones nivel 9 (mega abundante), «lo que nos indica que estamos en presencia de una fuerte floración de gran cobertura geográfica en la zona de Chiloé sur, Raúl Marín Balmaceda y norte de Aysén, por lo que se mantiene la alerta de situación de riesgo para las tres zonas, debiéndose observar con extremada atención la frecuencia de ocurrencia y aumento de nivel en los siguientes reportes», subrayó el CREAN.

De igual manera, comunicó que los valores promedio (± error estándar) para los parámetros oceanográficos de temperatura (°C), salinidad (psu) y clorofila-a (mg L-1) son normales para el periodo del año, con temperaturas promedio de 11,2 (±0,16) °C similares a los valores registrados en el mismo lapso del año pasado (11,5 (±0,18)) °C, salinidad normal (33,3 psu), además de valores de clorofila-a semejantes a los de 2016, los cuales no superaron los 2,3 mg L-1, representados en su mayoría por especies de diatomeas en la zona de Quellón, A. catenella en el extremo sur de la isla de Chiloé y zona de Melinka, y Heterocapsa triqueta en Raúl Marín Balmaceda (el recuadro siguiente se puede presionar para agrandar).

Sin título

Relacionado >> Salmonicultores de Magallanes informan microalgas que han detectado