(EMOL) En 2016, un grupo de diez congresistas, de Chile Vamos y de la Nueva Mayoría, propuso un proyecto de acuerdo en el que solicitaba a la Presidenta Michelle Bachelet disponer de la creación del Ministerio del Mar, Acuicultura y Asuntos Marítimos.

Vea >> Piden al Gobierno la creación de un ministerio del mar

Esta petición, que tiene como objetivo «establecer una institucionalidad única que congregue a todos los actores que se desenvuelven en el mar o relacionados con dicho recurso, que concentre todas las políticas, directrices y medidas de administración de los asuntos marítimos y del mar y que reorganice y reúna a todos los organismos y entidades que participan de esta actividad», se trata de la cuarta en la historia del país.

El tema está tomando cada vez más relevancia dado el surgimiento de diferentes organizaciones que han manifestado su posición respecto a sumar un nuevo ministerio que reúna las atribuciones que actualmente tienen el de Economía, Defensa, Relaciones Exteriores, Medio Ambiente y Transportes y Telecomunicaciones.

El presidente de la Liga Marítima de Chile, Miguel A. Vergara, declaró en una carta a «El Mercurio» que no «antes que un Ministerio del Mar, se propone un consejo permanente supraministerial de carácter público-privado, relativamente pequeño y con personas de alto nivel, que asesore al Presidente de la República en la elaboración y fiscalización de políticas y programas relacionados con asuntos marítimos».

Por su parte y por el mismo medio, el presidente de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile, Daniel Fernández, aseveró que «compartimos su punto de vista. Tal como venimos sosteniendo durante el último año, la mayor complejidad de los sistemas logísticos exige coordinar múltiples procesos y actores, no solo exigiendo a las empresas logísticas y marítimas una adaptación constante de sus servicios, sino también a los organismos públicos que participan de tales procesos».

4.000 kilómetros de costa

La primera intención la tuvo Salvador Allende en 1971. En su mensaje, apuntaba que «en un país que enfrenta el océano Pacífico con más de 4.000 kilómetros de costa, la imagen del mar, su potencialidad, su presente y su futuro, han estado permanentemente inspirado a los legisladores y gobernantes que han pretendido incorporarlo a la vida económica y social del país». En 1973, la Cámara de Diputados acordó no insistir en el proyecto cuando se encontraba en su tercer trámite constitucional.

A continuación, Augusto Pinochet durante la dictadura anunció la creación de esta secretaría de Estado, lo cual tampoco llegó a concretarse. Finalmente, en 1991 la entonces senadora Laura Soto solicitó a Patricio Aylwin someter al Congreso un proyecto de ley, el cual tampoco tuvo éxito.

Otra organización es la Alianza Marítima de Chile A.G., que a través de su presidente, Rodolfo Ponce, considera, en conversación con Emol, que «más que crear una nueva institucionalidad, es tomar muchos organismos que están repartidos en otros ministerios y llevarlos hacia una organización central porque no es darle más poder al Estado, sino que organizarlo mejor».

«Lo que queremos es eliminar la burocracia y que en cierta manera el estado se integre, se responsabilice de este tema del mar», añade.

El líder gremial aseguró que «las dos corrientes principales del país» -oficialismo y oposición- están al tanto de su requerimiento y que también tienen conversaciones con el Frente Amplio «porque el proyecto no es un capricho de una organización, es un proyecto país, por lo tanto es transversal, todo el que quiera participar y opinar es bienvenido».

En una carta enviada al gremio, el entonces coordinador programático del comando de Sebastián Piñera, Gonzalo Blumel, afirmó que «nuestro programa de gobierno considera impulsar un conjunto de iniciativas para fortalecer y modernizar distintas materias relacionadas con el mar. Así, se contempla modernizar la ley de pesca, fortalecer el sector acuícola y la investigación científica en materias oceánicas y pesqueras, impulsar mecanismos para el desarrollo de obras de desalinización, fortalecer la institucionalidad relacionada con las áreas protegidas, incluyendo los parques marinos», entre otras medidas.

Por último, Ponce reconoció que «nuestro calvario hoy día como sociedad en relación al mar, es no entender de que nuestro territorio no solamente es terrestre, sino que también es ‘maritorio’. Somos el décimo país a nivel mundial con más ‘maritorio’ en el mundo y el primer latinoamericano con mayor cantidad de mar, y por eso es importante volcarse y llamar a este trabajo en conjunto de todos los sectores por mejorar este tema».

«No es descabellado»

Una opinión similar tiene el alcalde de Talcahuano, Henry Campos: «El alto porcentaje de la actividad económica de Chile se sustenta en el mar a través de intercambios comerciales y de los puertos, por lo tanto debemos darle relevancia. Así como hoy tenemos Ministerio de Agricultura, que ve los temas agrícolas, también debemos tener un Ministerio del Mar que no solo vea la situación particular de la pesca, sino que además vea la explosión que hoy día existe con las concesiones marítimas que se realizan a través del Ministerio de Defensa y que maneje a la Armada».

«Me parece una idea que no es descabellada, pero que nos motiva una instancia aislada o más bien separada con una autonomía con recursos que permiten un mayor desarrollo de las actividades que hoy día se generan en el borde costero y en el mar propiamente tal», agregó.

Finalmente, recalca que «hay que considerar que en el último fallo de La Haya en torno a los temas limítrofes con Perú a nosotros nos quitan parte del mar precisamente porque no teníamos o no podíamos demostrar un ejercicio de actividad soberana en esa área y por eso se termina delimitando de la manera que quedó y ahí es donde debemos tener una visión mucho más profunda de Estado de cómo nosotros ocupamos nuestros recursos naturales«.

«Tenemos que crear el ministerio del mar para las regulaciones del sector y así darle la relevancia que tiene, por ejemplo la pesca y la actividad portuaria que hoy se miran desde los ministerios de Economía y de Transportes», concluyó el edil.

Presione aquí para leer el artículo en su fuente original de Emol.