Empresas AquaChile sigue trabajando para producir salmones bajo las que son consideradas las certificaciones acuícolas más exigentes del mundo. En esta línea, los centros de cultivo «Quilque Sur», en la comuna de Calbuco; «Serapio», en la comuna de Cochamó; y «Chauques», en la comuna de Quemchi -todos ubicados en la región de Los Lagos-, acaban de recibir el sello ASC (Aquaculture Stewardship Council), los que se suman a los centros de la compañía ya certificados.

La certificación ASC, que es patrocinada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés), aborda el impacto social, medioambiental y productivo que tiene la industria salmonicultora, con indicadores específicos para su medición, integrando a la comunidad dentro de sus criterios. El sello ASC es demandado mayoritariamente por clientes en Europa y Estados Unidos, debido a la dificultad de sus exigencias.

«En AquaChile estamos muy contentos por haber sumado otros tres centros a la certificación ASC. La sustentabilidad de nuestra actividad se basa, entre otras cosas, en el manejo responsable de los recursos naturales y las buenas relaciones con las comunidades de las que somos parte. Es por eso que nos adherimos a toda práctica o certificación que haga nuestra actividad más sustentable. En este sentido, ASC es un estándar que garantiza buenas prácticas en nuestras operaciones, considerando factores medioambientales, sanitarios, laborales y sociales. Esta certificación, además, es promovida por el GSI (Global Salmon Initiative), gremio internacional de la que AquaChile es socio y fundador», subraya el gerente general de la empresa, Agustín Ugalde.

Además, en enero de este año, doce nuevos centros de cultivo de AquaChile obtuvieron la certificación BAP (Best Aquaculture Practices). Es así como en salmón Atlántico se sumaron centros de las comunas de Puqueldón, Calbuco, Hualaihué, Puerto Montt y Quellón, en la región de Los Lagos; y Las Guaitecas y Puerto Cisnes, en la región de Aysén. Mientras tanto, de la especie coho recibieron la certificación centros de la comuna de Puerto Montt y de Calbuco.

BAP

BAP, en tanto, es un programa completo de certificación acuícola con presencia a nivel mundial en ser reconocido por el Global Sustainable Seafood Initiative (GSSI) y por el Global Food Safety Initiative (GFSI), abarcando toda la cadena de producción: pisciculturas, centros de cultivo, plantas de proceso y fábricas de alimento.

«Tanto ASC como BAP son estándares rigurosos con base científica y en constante mejoramiento para satisfacer los desafíos que presenta el sector acuícola», concluyó el representante de la principal salmonicultora de capitales chilenos.