En general, el Grupo BioMar entregó un resultado inferior al esperado durante el primer trimestre de 2018, pero no se ajusta a las expectativas de los resultados de todo el año. El volumen de ventas ha aumentado en comparación con enero-marzo de 2017, lo que refleja principalmente la contribución de la adquisición de Alimentsa en Ecuador. Mientras que en los mercados de salmón, BioMar ha sido desafiada por menores volúmenes y una continua competitividad, la participación de mercado se mantiene en el nivel obtenido en 2017, con lo que BioMar continúa ubicándose a la par de sus principales competidores.

“Consideramos que la participación de mercado alcanzada en 2017 en los mercados de salmón, especialmente en Noruega, es una situación a la que el mercado tendrá que acostumbrarse. Este ha sido un escenario competitivo difícil que ha presionado los márgenes, pero esperamos que mejore durante el año. En el primer trimestre concluimos las negociaciones con clientes clave en el Reino Unido y estamos seguros de que 2018 será otro buen año, en el que BioMar impulsará las innovaciones al mercado estableciendo la pauta en la industria”, asegura el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) del Grupo BioMar, Carlos Díaz.

Sin título

Los ingresos disminuyeron con respecto del primer trimestre de 2017, aunque el volumen de ventas aumentó en el mismo período, lo que se relaciona principalmente con la evolución de los tipos de cambio, el panorama competitivo en los mercados de salmón y los cambios en la variedad de productos.

Mientras los principales mercados de BioMar han experimentado un difícil primer trimestre debido a las duras condiciones climáticas que afectan principalmente a Europa, los nuevos mercados han estado floreciendo. Los productos innovadores traídos a los mercados junto con lo que BioMar llama “agilidad local anclada” le han permitido crear un buen posicionamiento en Ecuador, así como en Turquía y China.

“Creemos en la creación de una ‘agilidad local anclada’ tanto en nuestra unidad de negocio nueva como en las unidades existentes. La filosofía es asegurar que las unidades locales puedan impactar los centros globales de excelencia y aprovechar los recursos globales de innovación dentro de las materias primas, la sustentabilidad, la nutrición y la salud; al mismo tiempo ser ágiles en la cooperación con los clientes”, explica el CEO, Carlos Díaz.

Más adelante, dice que esperan “seguir obteniendo resultados sólidos de las nuevas unidades de negocio en Ecuador y Turquía, y continuaremos construyendo nuestra posición en China junto con el Grupo Tongwei. En Ecuador estamos en medio de una integración muy prometedora de Alimentsa a nuestro grupo y esperamos crear más sinergias durante 2018. En Turquía, en un plazo relativamente corto hemos conseguido convertirnos en un importante proveedor de alimentos para peces en una de las regiones acuícolas más importantes de Europa. Confiamos en que 2018 será otro buen año, incluso en nuestros mercados tradicionales, compuestos por nuestras divisiones Salmón y EMEA”, concluye Díaz.