(DF) Recientemente ingresó al Senado la tan esperada modificación a la ley de pesca e inmediatamente comenzó a cosechar críticas desde la oposición, donde el presidente de la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara de Diputados, Gabriel Ascencio (DC), advirtió que la iniciativa le da solución a los industriales en desmedro de la pesca artesanal, por lo que estima que “lo que hace solamente es cumplir con el compromiso que tiene el Presidente (Sebastián) Piñera con el senador (Manuel José) Ossandón“.

A juicio del legislador, con este proyecto “el gobierno ha perdido una oportunidad de hacer buenas modificaciones” y lamentó que los cambios que se le introducirán a la llamada “Ley Longueira” se enfoquen en “solucionar un solo punto, que tiene que ver con los industriales. O sea, con la forma de acceso a los recursos pesqueros que tiene la gran industria en Chile”.

En contraste, añade Ascencio, la iniciativa “no sale a mejorar la situación de los pescadores artesanales“. En este contexto, el diputado subraya, por ejemplo, que el proyecto “no resuelve un tremendo problema que tienen los pescadores artesanales, hoy día, no habla de los temas del fraccionamiento, donde debe haber claramente un mejoramiento a la pesca artesanal”.

En la misma línea, el presidente de la instancia en el Senado, Rabindranath Quinteros, adujo que “en la práctica, el proyecto cambia las licencias transables a 20 años plazo renovables por subastas no renovables, pero también a 20 años plazo, y esto ocurrirá recién a partir del año 2031, cuando venzan las licencias actuales, las que no se tocan ni modifican”.

Y criticó duramente al Ejecutivo, argumentando que “el gobierno está trabajando sobre la idea de que la ley de pesca es una buena legislación que solo requiere perfeccionamientos y omite la falta de trasparencia y de legitimidad que la ley contiene desde su origen”.

Para más detalles lea >> Presidente de Comisión de Pesca insiste en que recursos sean del Estado

Gremialistas

También salió al paso el presidente de la Sociedad Nacional de Pesca F.G. (Sonapesca), Osciel Velásquez, quien acusó que los cambios propuestos en el proyecto que modifica la actual LGPA, recientemente ingresados al Congreso, los afecta directamente y considera que generarán expropiación.

“Como Sonapesca estimamos que afectan los derechos históricos de nuestros asociados, por lo que analizaremos todas las vías disponibles para resguardar esta posición. Como federación gremial sostenemos que modificar la duración de las actuales licencias transables de pesca genera una expropiación, con implicancias complejas“, afirmaron en un comunicado.

“El sector pesquero requiere estabilidad. Esta modificación legal genera incertidumbre y pérdida de competitividad para esta actividad económica. Las inversiones de largo plazo que requieren el desarrollo de esta actividad necesitan certeza jurídica”, agregaron.

Vea >> Industriales por licitaciones de pesca: “Favorecen la concentración”

Con todo, mantuvieron su postura respecto a que “el actual marco legal es una ley de vanguardia, con un fuerte foco en la sustentabilidad. A partir de su implementación, en las decisiones del sector prima el criterio científico por sobre el político”.

Presione aquí para leer la nota en su fuente original de Diario Financiero.