Compañía Pesquera Camanchaca S.A. reportó sus estados financieros correspondientes al primer trimestre (1T) de 2018, en donde destaca un alza de 123% en sus utilidades al pasar desde los US$2,4 millones del 1T de 2017 a los US$5,4 millones de igual periodo de este año.

En tanto, los ingresos consolidados aumentaron 26% con respecto a enero-marzo del ejercicio anterior y alcanzando los US$138 millones. Los resultados de la acuícola-pesquera fueron impulsados por un desempeño muy favorable en el negocio de Salmones, que tuvo una utilidad de US$10,4 millones por un importante aumento en volúmenes de ventas propias (+89%) y un buen desempeño de los costos, los que bajaron 10 centavos de dólar por kilo WFE (equivalente a pescado entero) en comparación con el primer trimestre de 2017.

El negocio de Pesca, por su parte, registró una pérdida de US$4,1 millones que, a pesar de ser menor a la registrada en el 1T de 2017 (US$4,6 millones), refleja un menor resultado de capturas en el norte, temporada que se inició recién al final del trimestre, a diferencia del positivo inicio que hubo en 2017. Con todo, se destaca un buen resultado en la pesquería del jurel de la zona centro-sur y una mejor combinación de precios.

Con lo anterior, el Ebitda consolidado (beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros) fue de US$14,3 millones, que se compara con los US$15,3 millones obtenidos durante el mismo lapso de 2017.

En relación con el negocio pesquero, el gerente general de Camanchaca, Ricardo García, comentó: “a pesar de los débiles resultados en Pesca, vemos una temporada que mejoró sus perspectivas hacia fines del trimestre, lo que se ha extendido durante el segundo periodo, demostrando que en este negocio no hay dos temporadas iguales y que ya hemos dejado atrás todos los efectos de El Niño. Los precios han regresado a sus tendencias de largo plazo, al igual que las buenas capturas peruanas, todo lo cual nos hace pensar que este año será un periodo de normalidad después de tres años muy débiles producidos por El Niño más severo que hemos visto en 65 años”.

En cuanto al negocio del Salmón, García estimó dinámicas de oferta y demanda mundial en 2018 que continuarán manteniendo los precios en niveles altos, posiblemente algo por encima de la tendencia de largo plazo. “La sorpresa este año ha sido que los consumidores de todos los mercados han mostrado gran apetito por el salmón Atlántico, en un contexto de poco crecimiento de oferta”, subrayó el ejecutivo.

Sobre las cosechas estimadas para el cierre de este año, confirmó que se mantienen entre las 45.000 y 48.000 toneladas WFE.

“Destaco que en este primer trimestre, Salmones Camanchaca ha ido entregando resultados consistentes con las estimaciones hechas durante el proceso de IPO (Oferta Pública Inicial de acciones), duplicando cosechas y con un importante aumento de utilidad basado en menores costos y buen desempeño sanitario. Allí está la base de nuestra sustentabilidad económica”, concluyó García.