Esta semana, la Oficina de Estudios Económicos del Ministerio de la Producción de Perú (Produce) entregó un reporte para destacar que en la última década la producción nacional de trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss) creció en 678%, al pasar desde 6.997 toneladas (t) en el 2007 a 54.424 t al cierre del último año.

De ese total, Puno registró cosechas por 44.845 t (83% de la producción nacional), seguida por Huancavelica con 3.454 toneladas (6%) y Junín con 2.688 toneladas (5%). Otras regiones donde también hay cultivos de trucha, pero en menor escala, son Cusco y Ayacucho.

A diferencia de Perú, Chile, en los últimos años, ha visto estancada su producción de trucha, ya sea por factores sanitarios, como por floraciones de algas nocivas (FANs, también conocidas como blooms) o sencillamente por razones comerciales. Y si bien en 2017 las cosechas de esta especie salmonídea en el país subieron en 4,1% hasta las 75.000 t en comparación con las de 2016 -las principales regiones donde se produjeron las cosechas son Los Lagos y Aysén con 30.700 t y 23.200 t, respectivamente-, no se comparan con las del salmón Atlántico (Salmo salar) que crecieron en 15,2% hasta las 582.000 t ni con las del salmón coho (Oncorhynchus kisutch) que lo hicieron en 35%, al anotar 134.000 t.

Más en detalle, y de acuerdo con las cifras de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de Chile (Subpesca), la trucha representa el 6,5% del total nacional de cosechas acuícolas, mientras que el Atlántico lo es en un 50,6% y el coho en 6,6%, en un contexto en que el aporte del cultivo de peces es de un 68,7% en el rubro acuicultor.

«A Comer Pescado»

Tras conocer los resultados, el coordinador ejecutivo del Programa «A Comer Pescado» del Produce, Gonzalo Llosa, comentó en declaraciones recogidas por el diario Gestión que la acuicultura se está «presentando como una gran alternativa para el desarrollo económico y social en regiones como Puno».

Junto con recordar que la trucha se ha convertido en el principal pez de cultivo en el país, Llosa destacó que a través de un trabajo de articulación público-privado, acuicultores de Laguna Lagunillas (Lampa, Puno) ya han logrado colocar, en menos de cinco meses, diez toneladas de trucha arcoíris en las tiendas Tottus y sin intermediarios.

«Mediante el plan ‘De la Red a la Mesa’ de ‘A Comer Pescado’ los acuicultores recibieron capacitación, asistencia técnica y acompañamiento hasta lograr la firma del acuerdo comercial y empiecen a consolidarse como proveedores directos del supermercado», detalló el representante del programa estatal.

Proveedores chilenos

Y no solo Tottus, que depende del grupo chileno Falabella, se ha interesado en la expansión que está teniendo el rubro truchicultor en Perú.

Es así como a mediados de mayo se lanzó en la ciudad de Puerto Montt, región de Los Lagos, el nodo denominado «Exportación de Servicios Acuícolas a Perú», que se desarrolla de manera conjunta entre la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), ProChile, el Programa Estratégico Mesoregional (PEM) Salmón Sustentable y Lorma Consultores.

Lea >> Exportadores acuícolas chilenos buscan «saltar» de Perú a Latinoamérica