En dependencias del Museo Marítimo Nacional de Valparaíso (región de Valparaíso), este martes 26 de junio se desarrolló la ceremonia del bicentenario de la Marina Mercante Nacional, actividad presidida por el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva, en donde se entregaron condecoraciones y reconocimientos por años de embarco efectivo a oficiales y tripulantes, destacándose entre los homenajeados Andrea Castro, primera capitana de altamar de la Marina Mercante.

Adicionalmente, se entregó a diversos representantes sectoriales el medallón bicentenario, que por un lado exhibe los dos siglos de la Armada chilena y, por el otro, los de la flota naviera nacional, fundidos en un solo distintivo.

En la oportunidad, estuvieron presentes la gobernadora de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, autoridades regionales, representantes de las empresas navieras y del ámbito marítimo portuario.

Para el director general del Territorio Marítimo y de Marina Mercante, vicealmirante Guillermo Lüttges, «hoy la Marina Mercante se presenta como una de las más pujantes de América, enfrentando importantes desafíos y tendencias de la industria con profesionalismo y con un alto nivel técnico, alcanzado una dotación de 247 naves mayores, más de 15.000 personas entre oficiales y tripulantes, y más de un 1.357.000 de tonelaje bruto (TDW), siendo la segunda más grande de Sudamérica después de Brasil», puntualizando en los nuevos desafíos que imponen la automatización de naves y procesos de transferencia de carga, el cuidado del medio ambiente, la eficiencia energética y el cambio climático, entre otros.

De igual forma, el vicealmirante Lüttges se refirió a la hazaña de Luis Pardo Villalón y a la dotación del escampavía «Yelcho», recalcando que en este aniversario se develó un busto en su honor en el muelle Prat de Valparaíso, que quedará visible a modo de inspiración para las futuras generaciones de marinos mercantes.

Conmemoración en Talcahuano

En el marco de esta conmemoración se realizó en el Club Naval de Campo Tumbes, en la Base Naval Talcahuano (región del Biobío), una ceremonia que fue presidida por el comandante en jefe de la Segunda Zona Naval, contraalmirante Marcelo Gómez, quien hizo entrega de medallas por diez, 15 y 20 años de embarco efectivo a oficiales y tripulantes. Y este año, en forma especial, también se otorgaron galvanos recordatorios a Rodolfo Skalweit, a quien se reconoció su trayectoria.

De igual manera, se valoró el trabajo de los capitanes de remolcadores y patrones de lanchas, que prestan servicio de apoyo a naves mercantes, como también a los prácticos autorizados que cumplen servicio en la jurisdicción y a los representantes de la Armada de Chile, con motivo del bicentenario de la Marina Mercante Nacional; oportunidad donde el gobernador marítimo de Talcahuano, capitán de navío litoral Germán Llanos, destacó que «la Marina Mercante se ha consolidado, logrando un importante desarrollo y fortalecimiento de la flota, gracias a la trascendental visión que han tenido en el tiempo los armadores y marinos chilenos, destacando la labor de emprendedores y la calidad de sus tripulantes».

La región del Biobío, por donde pasa el 24% de la carga nacional, en la actualidad cuenta con 15 terminales y muelles marítimos, 37 sitios de atraque, «representando un importante polo marítimo-comercial», concluyó el comandante Llanos.