Con la participación de los timoneles ejecutivos de las 23 empresas que representan casi la totalidad de la producción de salmónidos en Chile, se desarrolló durante la mañana de ayer jueves 16 de agosto el esperado encuentro para abordar los alcances de la nueva regulación sobre densidades de cultivo.

Lea >> Quiebre en la industria del salmón por cambios que propone el gobierno

“Estamos fomentando el diálogo, y para ello hemos establecido una mesa entre los distintos actores de esta industria, que tienen hoy posiciones encontradas respecto de cuál debe ser el desarrollo futuro de esta actividad en los próximos años”, comenzó diciendo el ministro de Economía, José Ramón Valente, en un punto de prensa realizado tras la reunión.

Enfatizó que si bien apuestan por el crecimiento y reconocen la importancia que tiene la salmonicultura para la economía del país, su expansión debe ser sustentable en términos sanitarios, ambientales y humanos. “Hay una importante cantidad de trabajadores asociados a esta industria, directa e indirectamente, y nosotros queremos garantizar que las fuentes laborales sean permanentes; es decir, que haya más dinamismo, pero que este no sea a costa de depredar los mismos fundamentos que hacen atractivo a este sector”, subrayó el secretario de Estado, que fue acompañado por el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme; la directora nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Alicia Gallardo; y por el jefe de la División de Acuicultura de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), Eugenio Zamorano.

Reunión entre Ministerio de Economía y salmonicultores

Luego de las palabras de Valente, el subsecretario Riquelme, quien fue el encargado de convocar a los salmonicultores, confirmó que existen distintos puntos de vista en la industria y manifestó que “ojalá hubiera un consenso”. Por esto, la autoridad estableció el lunes 27 de agosto como fecha límite para que las empresas hagan llegar sus observaciones a la nueva normativa de densidades. Y, según se pudo conocer, las compañías ya se encuentran trabajando en las propuestas.

A su vez, el jefe de la Subpesca adujo que “desde el año 2010 hemos trabajado en nuevas medidas que aseguren el éxito de la industria y un elemento clave en ellas ha sido mantener una cantidad de peces en producción que sea coherente con lo que es ambientalmente razonable”.

En esa línea, Riquelme reconoció que están preocupados por el reciente brote del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv) y porque las proyecciones de cálculo de crecimiento en la industria, de acuerdo con las declaraciones que se han realizado durante agosto, fueron mayores a aquellas que inicialmente se habían pronosticado, y precisamente este hecho fue el que gatilló la nueva regulación de densidades y el establecimiento de la mesa de trabajo.

Lea >> Informe determina que proyección de siembra de smolts crecería en un 7,4%

“El gobierno debe tomar una decisión, pero la queremos hacer conversándolo con los agentes y actores de la industria. En esto estamos, y por ello tras el plazo (27 de agosto), comunicaremos públicamente la decisión que se tomará”, concluyó el subsecretario.