El miércoles 5 de septiembre en Santiago (región Metropolitana), se realizó el lanzamiento del “Proyecto para el desarrollo de métodos de monitoreo y sistema de predicción de floraciones algales nocivas (FANs) para una acuicultura y pesca costera sustentable en Chile”.

La actividad contó con la participación del embajador de Japón, Yoshinobu Hiraishi; jefa de la división de políticas públicas del MINSAL,Sofía Bustos; eldirector ejecutivo de IFOP, Luis Parot Donoso; el jefe de la división de acuicultura de IFOP, Leonardo Guzmán; el jefe del Centro de Estudio de Algas Nocivas (Crean) de IFOP, Óscar Espinoza, además de autoridades chilenas de la institucionalidad pesquera y acuícola, sector privado e investigadores japoneses que participarán en el proyecto.

“El estudio durará cinco años y tiene un costo cercano a los US$6 millones. Este aporte es realizado de la siguiente forma: Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), a través de la Asociación de Investigación Científica y Tecnológica para el Desarrollo Sostenible (SATREPS) aporta US$3 millones en cinco años. La Agencia de Ciencia y Tecnología del Japón (JST), a través de proyecto SATREPS entrega de US$2 millones en cinco años; Empresa Mistui colabora con US$900.000 en en años, a fin de realizar actividad de divulgación e implementación social del proyecto”.

El programa reúne un grupo de instituciones donde IFOP será el receptor del producto final, que consiste en hacer operativo un sistema de alerta temprana de marea roja. Las instituciones que participan son: Universidad de Kioto, el Instituto Nacional de Investigación de Ciencias de la Pesca de Japón, Universidad de Okayama, Universidad de la Frontera (UFRO), Universidad de Antofagasta (UA), Universidad de Los Lagos (ULAGOS), y el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP). En ese contexto, “tendremos a partir de octubre por un lapso de 5 años a la Dra. Kyoko Yarimizu, que apoyará el trabajo de campo y laboratorio. Su contraparte en Japón es el Dr. Satoshi Nagai del Instituto Nacional de Investigación en Ciencia Pesquera”, explicó el Dr. Guzmán.

El embajador de Japón Yoshinobu Hiraishi expresó que “nuestro país tiene una larga historia de trabajo en conjunto con Chile en temas de acuicultura y piscicultura, hace años tenemos proyectos de cooperación, con universidades y también la donación del Buque Abate Molina, por eso estoy muy contento de poder participar en este importante proyecto”.

Luis Parot Donoso, director ejecutivo de IFOP, resaltó “nuestra participación es el resultado de un proceso iniciado a mediados del año 2000 que ha permitido contar con capacidades de investigación en el extremo sur austral del país, que ha culminado con la instalación del Centro de Estudio de Algas Nocivas CREAN. Además de un reconocido prestigio nacional e internacional en el ámbito de las floraciones algales nocivas (FAN) y sus efectos. Pero la experiencia de IFOP en el tema data desde inicios de los años noventa”.

Es importante destacar que IFOP ha tenido vinculación con JICA en el pasado en el complejo piscícola de Coyhaique ligado inicialmente al cultivo de salmón Chinook, luego al salmón Coho. También hay una relación histórica con la JICA en la donación del B/I ABATE MOLINA a Chile”.