El Día Internacional de Limpieza de Playas se celebra desde 1986 con el propósito de evitar la destrucción ecológica de las playas en el mundo y de concientizar a la población sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, especialmente el litoral.

Fue así como distintas empresas ligadas a la industria acuícola se sumaron a la iniciativa. Una de ellas fue Cargill, que el pasado martes 25 de septiembre organizó junto a la comunidad estudiantil de la Escuela Carmen Miranda una instancia que logró reunir a 35 personas para celebrar la limpieza de la playa de Colaco, ubicada en la comuna de Calbuco, región de Los Lagos, en una actividad que inició con una charla de seguridad y el respectivo equipamiento de todos los participantes.

La labor entre estudiantes de básica, representantes de las empresas Cermaq y Cargill, la Capitanía de Puerto de Calbuco y la Oficina de Acción Comunitaria de la 4° Comisaría de Carabineros de Calbuco, permitió retirar 235 kilos de desechos. Estos se clasificaron en plásticos, cabos, bolsas, plumavit, madera y neumáticos.

El encargado de Medio Ambiente y Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de Cargill, Robinson Ule, aseguró que para la empresa es muy importante generar espacios de comunicación y de trabajo en conjunto entre todos los actores de una misma comunidad: «nos resulta imprescindible aportar para la preservación de nuestro recurso natural más importante: el agua. Por lo tanto, continuaremos generando conciencia sobre los retos que afronta nuestro entorno para preservar nuestros recursos», enfatizó.

La Escuela Rural Carmen Miranda de Colaco cuenta con 28 alumnos matriculados entre primero y sexto básico, y esta es la tercera ocasión en la que la totalidad de sus alumnos participa junto a Cargill de la celebración del Día Internacional de Limpieza de Playas, ya que ambas instituciones trabajan en conjunto la conciencia ambiental.

Para su directora, Nadia Cofré, desde el primer año en que los alumnos participaron «comenzaron a surgir nuevas actividades que van más allá de la limpieza de playas, porque los niños se dieron cuenta de que no era el único lugar en su entorno que necesitaba retiro de desechos; incluso iniciaron un taller de reciclaje en la escuela. Por lo tanto, la iniciativa sin dudas ha sido un aporte en la educación de ellos».

Por su parte, la encargada de Medio Ambiente y RSE de Cermaq, Gabriela Parancán, valoró la invitación al personal del centro de cultivo porque, «sin duda, es un aporte en diversos ámbitos. Desde mi perspectiva esto demuestra a la comunidad que las empresas podemos trabajar en conjunto y crear alianzas en beneficio del entorno en el que nos desarrollamos», destacó.

La actividad finalizó en un almuerzo de camaradería donde la totalidad de los asistentes pudo reflexionar y compartir la experiencia de cuidar el medio ambiente.

Biobío

Salmones Camanchaca, en tanto, apoyó el miércoles (26) un nuevo operativo de limpieza de playas en la comuna de Tomé, región del Biobío, en la cual participaron cerca de 320 alumnos de diversos establecimientos educacionales del sector y 40 funcionarios de diferentes instituciones, como la Municipalidad de Tomé, Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), Cesfam Dr. Alberto Reyes, Departamento de Educación Municipal, Dirección de Salud Municipal (Disam), entre otros.

Los estudiantes, junto con los colaboradores de las diferentes entidades, llegaron durante la jornada a playa Bellavista, caleta Quichiuto y al sector Tres Pinos para recolectar la mayor cantidad de residuos posible con el objetivo de ayudar al cuidado del medio ambiente.

En este contexto, Salmones Camanchaca equipó a los asistentes con jockeys, bolsos tipo morral, sacos para recolección de residuos, protector solar, guantes quirúrgicos y regaló colaciones. Además, otorgó 14 diplomas a los colegios participantes, cuatro galvanos para las instituciones organizadoras y aportó con tres buses para la movilización de los alumnos.

De igual manera, Sergio Ramírez y Mauricio Urrutia, en representación del Departamento de Medio Ambiente de Salmones Camanchaca, aprovecharon esta instancia para instruir a los asistentes sobre el cuidado del medio ambiente y el aporte que significan este tipo de actividades para generar conciencia.

La iniciativa se realizó en el marco del programa «Camanchaca Amiga», que contempla el pilar de «Cuidado del Entorno», en el cual se han organizado diversas actividades de limpieza de playas que han tenido cada año un mayor impacto, llegando a más de 5.000 participantes a nivel país durante 2017.

Al fin del mundo

Porvenir, ciudad emplazada en la provincia de Tierra del Fuego, en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena, también respondió al llamado de la Directemar -por intermedio de la Capitanía de Puerto de Tierra del Fuego- y personas de todas las edades llegaron hasta el borde costero para retirar los residuos.

En la instancia, que contó con el apoyo de la salmonicultora Nova Austral que entregó implementos para el retiro de los desechos, además de colaciones saludables, se destacó la participación de personal del destacamento motorizado número 11 Caupolicán, además del apoyo de la Gobernación Provincial de Tierra del Fuego y la asociación de Barrios Comerciales y los más de 60 niños y jóvenes de todos los establecimientos educacionales de la comuna.

En esa línea, desde Nova Austral comentaron que lo «valorable de que todos los menores, voluntariamente y con la esperanza de crear conciencia en el resto de la comunidad del importante significado que tiene el cuidado del medio ambiente, llevaron a cabo la limpieza en el borde costero del sector costanera y en el área del Estadio Municipal».

De igual manera, detallaron que al final de la jornada se logró recolectar una «gran cantidad de desechos de todo tipo», elementos que en esta oportunidad fueron seleccionados y clasificados con la finalidad de ser enviados a la ciudad de Punta Arenas para ser reciclados -un hito en este tipo de actividades-, y los desechos que no puedan ser reutilizados fueron llevados y depositados en el vertedero municipal.

Los niños y jóvenes, por su parte, expresaron satisfacción y alegría por lo realizado, y tal como dijo uno de ellos, «aunque sea un grano de arena en términos de ayuda, todo suma ante tanta inconsciencia y poca preocupación por el cuidado que necesita nuestro planeta».

Para cerrar, representantes de Nova Austral anunciaron que cumplirán una actividad similar en el mes de octubre, esta vez en el sector del faro Punta de Palos, esperando que al trabajo se sume una mayor cantidad de personas e idealmente familias en esta loable actividad.