En el marco del proyecto titulado «Fortalecimiento de la Competitividad de Puertos Pesqueros Artesanales de la Región de Los Lagos», financiado por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), se desarrolló ayer jueves 25 de octubre en la ciudad de Puerto Montt el «Seminario de Implementación de la Ley de Caletas», en donde mujeres y hombres de mar quisieron despejar las principales dudas que han surgido a raíz de la normativa (Ley de la República N°21.027) que regulariza y armoniza el desarrollo integral de las caletas pesqueras a nivel país.

El encuentro contó con el apoyo de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach) y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), y tuvo la presencia de dirigentes y pescadores artesanales de Ancud (provincia de Chiloé), Hualaihué (provincia de Palena), Estaquilla, Anahuac (provincia de Llanquihue), entre otras áreas del borde costero regional.

Concesiones

Esta legislación consiste en reemplazar el mecanismo de concesión marítima a solicitud de la organización por un sistema de otorgamiento en que el Sernapesca realiza la solicitud y luego firma un convenio de uso provisorio con la entidad que solicita la caleta, el cual durará 30 años renovables, de carácter gratuito y que estará sujeto a control previo respecto de los contratos que cedan el uso de parte del puerto y que estará sometida a una comisión interinstitucional a cargo de la supervisión de los planes de gestión de las caletas.

En esa línea, el Sernapesca explicó que el artículo 3° transitorio de la ley 21.027 subraya en su inciso primero que la organización artesanal que sea titular de una concesión marítima a la fecha de la entrada en vigencia de la ley podrá optar entre mantenerse en el régimen de concesiones, o bien acogerse al nuevo régimen normativo. Y para ejercer este derecho de opción, la ley no establece plazo alguno. Sin perjuicio de esto, el inciso segundo establece un beneficio para aquella organización que opta por acogerse a dicha ley en el plazo de un año contado desde su entrada en vigencia, eventualidad en que se condonarán las deudas allí establecidas.

Es así como las organizaciones han evaluado caso a caso la conveniencia de una u otra decisión. En la Conapach sostienen que los sindicatos que administran caletas han dudado de su traspaso, debido a la eventual pérdida de autonomía en la administración producto de la creación de la comisión intersectorial que fiscalizará los planes de administración de las caletas y autorizará –de manera previa– la celebración de contratos de arriendo de espacios dentro de cada caleta.

Por ello, el director regional de Corfo Los Lagos, Rodrigo Carrasco, quien se hizo presente en el seminario, se comprometió a seguir generando instancias de diálogo para que la ley de caletas «realmente vaya en beneficio de los pescadores y no en su desmedro».

Subrayó, además, que la administración de las caletas será la base de su desarrollo, porque esto favorece el crecimiento económico y social, al ocuparse de la correcta mantención de la infraestructura, de fomentar el mayor valor agregado en los productos, así como de mejorar la calidad de los servicios y el fortalecimiento del área comercial.

El encuentro también analizó el rol de las administraciones de las caletas en las medidas de prevención y control de la marea roja, dado que son los únicos lugares autorizados para el desembarque de recursos marinos.