La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de la Provincia de Llanquihue (región de Los Lagos) y su Departamento Marítimo manifestaron, a través de una declaración, la “necesidad de solicitar al Presidente de La República que, frente a los últimos acontecimientos derivados del naufragio del buque ‘Seikongen’, debe solicitar renuncias de algunas autoridades regionales, por cuanto ha existido una opereta de equivocaciones, errores y falsedades para engañar a la ciudadanía con la finalidad de que no tome conciencia de los peligros que acechaban a la vida cotidiana y su salud”.

De otra forma, a juicio de la CUT, no se explica porqué algunos productores acuícolas de Pilpilehue (comuna de Chonchi, provincia de Chiloé, región de Los Lagos) están preocupados con la presencia de la gabarra “Yagarfina”, desde hace meses fondeada en esas costas, con los líquidos de la primera bodega del “Seikongen” extraídos previo a su reflotamiento.

Tampoco, añadió el organismo laboral, se ha dilucidado qué fue lo acontecido con el remolque en el área de Ancud (Chiloé) el día 9 de agosto de este año, señalándose una falla de motor en el remolcador “Antuco”. “La verdad de los hechos es que fue muy diferente, pues hubo una colisión entre el ‘Seikongen’ y su remolcador a punto de naufragar ambas naves, mientras las patrulleras de escolta de la autoridad marítima desaparecieron de la escena y la pregunta es por qué lo hicieron”, aseguró la CUT.

Para cerrar, dijo poner el “acento en la poca transparencia y porqué no decir el desprecio hacia la ciudadanía y las organizaciones sociales de la región de parte de las autoridades de la zona al ocultarnos información relevante de hechos que nos afectan directamente. También, instamos a las autoridades nos indiquen cuándo y dónde se hará la descarga de los desechos almacenados en la gabarra ‘Yagarfina'”.