La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) confirmó este miércoles 31 de octubre que ha formulado cargos en contra de la empresa Marine Harvest Chile S.A., titular del centro de cultivo “Punta Redonda”, ubicado en las cercanías de isla Huar, comuna de Calbuco, región de Los Lagos, y que es regulado por las resoluciones de calificación ambiental (RCA) N°2040/2001 y RCA N°539/2011, por incumplimientos a las condiciones, normas y medidas establecidas en dichas resoluciones.

Las instalaciones corresponden un centro de engorda de salmones (CES) en una concesión de acuicultura de 14,05 hectáreas, para la instalación de balsas-jaula, un pontón habitable y un sistema de ensilaje. La producción máxima autorizada es de 6.500 toneladas.

Cabe recordar que el jueves 5 de julio de este año se escaparon más de 690.000 salmones de la especie Atlántico (Salmo salar) desde dicho CES. Como conclusión de los resultados de las faenas de recaptura hasta el 15 de septiembre, y de acuerdo con los reportes del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), ascendieron a 38.286 ejemplares, lo cual equivale a un 5,54% del escape registrado, configurándose, por tanto, la presunción de daño ambiental establecida en el artículo 118 quáter de la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA).

“Así, las principales infracciones detectadas por esta Superintendencia fueron constatadas a partir de las fiscalizaciones realizadas por funcionarios de la Oficina Regional de la SMA de Los Lagos, en conjunto con funcionarios del Sernapesca y de la Directemar (Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante), confirmándose la deficiente operación del CES ‘Punta Redonda’ de Marine Harvest Chile. Como resultado de lo anterior, se detectaron dos incumplimientos a la normativa ambiental que regula dicho centro de engorda de salmones, esto es: no mantener en el CES ‘Punta Redonda’ las condiciones de seguridad apropiadas ni elementos de cultivo de óptima calidad y resistencia según la RCA N°2040/2001 y RCA N°539/2011, cuya consecuencia fue el escape masivo de ejemplares del centro; y segundo, mantener y operar instalaciones de apoyo en tierra no destinadas a la operación de ensilaje”, explicó la SMA a través de un comunicado.

La primera de las infracciones fue clasificada como gravísima, por constituir daño ambiental no susceptible de reparación, por lo que Marine Harvest arriesga la revocación de la RCA, clausura o multa de hasta 10.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA), es decir, $5.779 millones al valor de noviembre (US$8,3 millones).

Escuche aquí las declaraciones de la jefa de la SMA Los Lagos, Ivonne Mansilla:

Sin perjuicio de la sanción que pueda imponerse, para la reparación del daño ambiental causado, el artículo 43 de la LO-SMA establece la procedencia de un plan de reparación. Mientras que la segunda infracción fue clasificada como leve, por lo que la salmonicultora de origen noruego podría ser objeto de amonestación por escrito o una multa desde una hasta 1.000 UTA.

Tras la notificación de esta formulación de cargos, Marine Harvest tendrá un plazo de diez días hábiles para presentar un programa de cumplimiento para el caso de la segunda infracción, y de 15 días hábiles para formular sus descargos respectivos.

Para más detalles, acceda a la formulación de cargos en el Sistema Nacional de Información de Fiscalización Ambiental (SNIFA) presionando aquí.