ENGLISH (EN)

Norwegian government: “The industry must be more proactive in informing consumers”

Roy Angelvik is Secretary of State of the Ministry of Commerce, Industry, and Fisheries in Norway. He spoke with AQUA about the seafood sector and what Norway has learned from the Chilean salmon farming industry.

The most important lesson learned from Chile, says Angelvik, is Norway must prioritize health conditions over growth. The Secretary also emphasized the need for the industry to take a proactive role in informing consumers about their actions. Principally, Angelvik argues that consumers need to be conscious of industry steps to increase sustainability and to drastically reduce antibiotic use.

Angelvik says every Norwegian salmon farming company represents the country and the Marine Harvest salmon escape in Chile this July impacts the industry’s image as a whole.

ESPAÑOL (ES)

Roy Angelvik es el secretario de Estado del Ministerio de Comercio, Industria y Pesca, cartera de gobierno que regula el cultivo de especies hidrobiológicas en Noruega, y quien dialogó con AQUA para referirse a la situación actual de los productos del mar de su país y la manera en que están trabajando con otras naciones referentes en la materia, como Chile.

En un adelanto de lo que será la entrevista que circulará con la próxima edición de Revista AQUA -enfocada en la Feria Internacional AquaSur 2018-, Roy Angelvik, secretario de Estado de Noruega: "La industria debe ser más proactiva en informar a los consumidores"Angelvik aseguró que han “aprendido muchas cosas de la salmonicultura chilena”, porque -según dijo- en el comienzo de la industria Chile tenía otro foco que Noruega, fundamentalmente orientado en el crecimiento y ahora, con las nuevas regulaciones, “se nota que hay una preocupación por lo sanitario y ambiental, en que se han creado normativas para tomar como referencia”.

Además, subrayó que Chile y Noruega tienen un amplio historial de trabajo conjunto, intercambiando conocimientos y tecnologías; “es así como hoy tenemos más de 60 empresas ligadas, directa o indirectamente, al rubro acuícola de nuestro país operando acá. Y la mejor lección que tenemos de Chile es que debemos anteponer el resguardo sanitario sobre el crecimiento”.

Consultado por los grupos ecologistas que llaman a los consumidores a no comprar salmón argumentando que el uso de antibióticos y problemas sanitarios, además de los escapes, afectan el medio ambiente y la salud humana, el representante de Estado enfatizó que “la industria debe ser más proactiva en el sentido de informar a los consumidores sobre lo que está haciendo. Por ejemplo, en mi caso, que me toca viajar por todo el mundo representando al país, escucho que el salmón noruego está lleno de antibióticos, lo que no es correcto porque no ha sido un problema para Noruega en los últimos diez años. En 2017, usamos solo 202 kilos en 1,3 millón de toneladas producidas”.

Por eso, añadió, buscan que la ciudadanía esté consciente que se trata de un alimento inocuo y, además, comparten conocimientos y tecnologías con las otras naciones salmonicultoras para que entre todos vayan demostrando que la industria puede ser sustentable. “No se trata de decirle lo que tienen que hacer, sino que hacerles saber qué ha funcionado y qué no en nuestro caso. En esta línea, la transparencia y transferencia de información es vital, porque los consumidores hoy buscan una historia detrás de los productos, y es lo que los lleva a pagar un poco más porque saben lo que están comiendo, y esto es lo que debemos impulsar”, ahondó Angelvik.

Otro de los temas abordados por el personero fue el masivo escape de peces registrado este año en el centro de cultivo “Punta Redonda” de Marine Harvest, firma de origen noruego. Sobre la reacción del Estado del país nórdico ante este tipo de eventos, resumió que “cada compañía noruega debe entender que están representando a un país, ya sea que produzca peces, neumáticos, o lo que sea. Y no solo nos afecta a nosotros como noruegos, sino que impacta en la imagen de la industria”.