En una ceremonia protocolar realizada el pasado viernes 16 de noviembre en la costanera de la ciudad de Chonchi, provincia de Chiloé, región de Los Lagos, junto con autoridades locales, representantes del sector marítimo y la comunidad en general, se llevó a cabo el bautizo y transferencia del buque de instrucción marítima (BIM) “Capitán Williams” para uso pedagógico del Instituto del Mar Capitan Williams de Chonchi (Idemar).

La iniciativa, pionera en el país, busca entregar un aula vivencial a estudiantes de establecimientos vinculados al gremio del sur-austral, a través de una inversión superior al millón de dólares.

La nave fue construida e implementada gracias al trabajo en conjunto de Armasur, ONG Canales, Fundación Irarrázaval y Fundación Carlos Condell. Cuenta con tecnología de punta e instalaciones para acoger a 16 estudiantes.

Para el presidente de la Armasur, Orlando Almonacid, con esta embarcación se materializa una idea de larga data del gremio: “esto se remonta a un sueño que tuvo Constantino Kochifas. Él hizo un compromiso en el Instituto del Mar, cuando regaló un puesto de mando para que los niños tuvieran un espacio similar al real de un buque para que pudieran desarrollarse. En esa oportunidad manifestó que el próximo paso sería un buque”.

Por su parte, el comandante en jefe de la Armada de Chile, almirante Julio Leiva Molina, destacó el trabajo comunitario entre las instituciones: “el país requiere del trabajo mancomunado de distintas organizaciones para desarrollarse. En la medida que estas trabajen unidas y con un mismo compromiso, evidentemente Chile se hace mejor”.

El presidente de ONG Canales, Jorge Pacheco, complementó el trabajo que realiza la organización en ejecución de este proyecto: “con mucho orgullo he visto la complacencia de todas las instituciones. Destaco el trabajo de Armasur, quien lideró el proyecto. Acá no sobra nadie, todos tienen su mérito. ONG Canales se ha distinguido no por ejecutar, sino por relacionar a las personas e instituciones”.

Durante la ceremonia de bautizo, se firmó el convenio a través del cual Armasur entregó el barco en comodato al Idemar de Chonchi. El acuerdo fue suscrito por el presidente del gremio, Orlando Almonacid Villarroel; por el director ejecutivo de Fundación Almirante Carlos Condell, Edmundo González Robles, y el director del Idemar de Chonchi, Fernando Chamorro Challat.

A partir de ahora, el BIM “Capitán Williams” entregará servicios a esta última institución y a la red de establecimientos con especialidades marítimas de la red de Armasur.

“Tener la oportunidad de sumar a nuestro equipamiento un buque de estas características sin duda podrá reforzar y mejorar la calidad de la educación técnica, que es un gran desafío que tenemos hoy en día como país. Nuestro liceo, con más de 30 años de existencia, hoy marca un hito importante que va en beneficio de todos los estudiantes que van en la línea de transformarse en hombres y mujeres de mar”, subrayó Fernando Chamorro del Instituto del Mar.

Características del BIM “Capitán Williams”

El Buque de Instrucción Marítima (BIM) “Capitán Williams” es el símbolo innovador de educar para el mar en Chile. Cuenta con 29,7 metros (m) de eslora, 6,8 m de manga máxima y 3,4 m de puntal moldeado.

La nave posee tecnología de última generación que garantiza las condiciones y espacios para aprender. En esto destacan radar, ecosonda, carta electrónica con GPS, radio VHF, radio HF, navtex, anemómetro, sart, EPIRB y compás satelital que están en distintos puntos del barco, a lo que se suman un dron para toma de imágenes aéreas; un robot submarino (ROV); y un banco de baterías que se abastece con paneles solares ubicados en la cubierta, más una planta de tratamiento de las aguas grises de la nave, que permitirán que los estudiantes se familiaricen con las energías limpias y las mejores prácticas medioambientales.

También considera una sala de aprendizaje con señales repetidoras de todo el equipamiento del puente, lo que hará que las maniobras que ejecuta el capitán sean vistas en tiempo real por los alumnos en su aula dentro del barco. Contempla adicionalmente una grúa, con la que los estudiantes aprenderán a subir pallets reales con alimento para salmónidos.