A poco más de una semana desde la muerte de Camilo Catrillanca durante un operativo del denominado “Comando Jungla” de Carabineros en Temucuicui -comunidad mapuche de 120 familias ubicada en la comuna de Ercilla, provincia de Malleco-, AQUA dialogó con empresas de cultivo de salmónidos que operan en la región de La Araucanía para conocer la situación en áreas donde tienen sus instalaciones productivas. Y además, consultarles por la relación con las comunidades más allá de la coyuntura actual.

El primero en responder fue Rodrigo Torrijo, gerente general de Hendrix Genetics Chile, firma dedicada a la producción de ovas, quien detalló que en la zona urbana de Curarrehue hubo una marcha pacífica en apoyo al caso de Camilo Catrillanca; mientras que en el sector de Catripulli -ambas ubicadas en la provincia de Cautín-, donde se encuentra el Centro de Mejoramiento Genético (CMG) de la compañía, tampoco se han registrado inconvenientes.

“En definitiva, en las áreas donde operamos está todo tranquilo y sin cambios en los niveles de presencia policial”, puntualizó el ejecutivo de la empresa de origen holandés, sosteniendo que “no hay comunidades con reivindicaciones territoriales o conflictos violentos”.

El ejecutivo recordó que Hendrix opera desde 1997 en dichos sectores -en ese entonces con el nombre de Quetro S.A.- y, según afirmó, privilegian la contratación de personas locales, lo que ha permitido que la mayoría de los trabajadores sean mapuche y pertenecientes a alguna de las siete comunidades que conforman el Lof Alto Cabedaña, organización territorial que las agrupa.

“Con este Lof tenemos un programa de trabajo permanente, a través de un Comité de Desarrollo Local (Codel), el cual administra un fondo con aportes de la empresa y que normalmente se incrementa con aportes de las mismas comunidades o fondos concursables y con los que se financian proyectos de impacto social en las mismas comunidades, como equipamientos para sedes, iniciativas medioambientales, rescate de ceremonias tradicionales, microemprendimientos, entre otros”, explica Torrijo, quien destaca que el Codel también es el vehículo que permite mantener informadas a las comunidades acerca de las políticas ambientales de la compañía y abordar los temas que normalmente causan mayor preocupación en ellas, como el uso de químicos en los procesos productivos, gestión de residuos, calidad de efluentes e impacto sobre el ecosistema.

Consultado por su opinión del histórico conflicto social que ha vivido el pueblo mapuche en La Araucanía, enfatiza que “es preocupante” y que los hechos de los últimos días refuerzan la idea de seguir dialogando con todas las partes involucradas. “Ahora más que nunca se debe perseverar en un diálogo franco, abierto y sin prejuicios por el bien de nuestra región”, concluye el timonel ejecutivo de Hendrix Chile.

Captren

Salmones Captren S.A. es una empresa que cuenta con cuatro pisciculturas, de las cuales dos (“El Chilco” y “El Negro”) están emplazadas en la comuna de Curacautín, provincia de Malleco. Las otras dos (“Panitao Bajo” y “Chinquihue”) se encuentran en la comuna de Puerto Montt, región de Los Lagos.

Víctor Forcael es su jefe de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y quien comentó que la semana pasada, luego que comenzara a esclarecerse el operativo policial que terminó con la vida de Camilo Catrillanca, una comunidad de la zona organizó un corte parcial durante el día; esto, con el objetivo de sociabilizar con la causa.

“Es importante reiterar que en la comuna (de Curacautín) no existen problemas asociados al conflicto, salvo algunas manifestaciones aisladas por acuerdos no cumplidos por la Conadi (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena)”, aseguró el encargado de RSE de Salmones Captren.

Más adelante, dijo que “la relación con las comunidades es muy buena”, y muestra de esto son las frecuentes actividades con vecinos de la Comunidad Ancestral Mapuche Quilape López.

“Por mencionar algunas gestiones: realizamos operativos oftalmológicos con la comunidad y vecinos; proporcionamos material, como áridos, para mejoramiento de caminos de nuestras comunidades vecinas y la comuna en general; compra de productos que ellos producen, como leña; contratamos sus servicios, por ejemplo arriendo de maquinaria pesada; proporcionamos talaje en predios que no se ocupan para el proceso productivo; apoyo en ceremonias ancestrales como el we tripantu; participación en fiestas de Navidad con las comunidades y vecinos de nuestros centros operacionales; alianza público-privada con Vialidad en beneficio de nuestra comuna y vecinos; visitas guiadas a nuestros centros productivos; participación en ferias comunales; charlas de prevención de virus Hanta en conjunto con el Servicio de Salud Municipal para nuestros vecinos y operarios de los centros; coordinación con Bomberos ante eventuales emergencias; aporte en campañas de Bomberos para compra de equipamiento; reuniones permanentes con autoridades regionales y comunales, entre otros”, enumeró Forcael, quien cerró sus declaraciones entregando fotos de algunas de esas instancias: