El Grupo BioMar anunció más inversiones en su fábrica en Ecuador. Ahora, se trata de una nueva línea de extrusión que agregará aproximadamente 40.000 toneladas de capacidad y se espera que entre en operación en el primer trimestre (1T) de 2020, solo un año después de la última expansión de capacidad, la cual estará operativa en el 1T de 2019.

“Hemos visto un fuerte crecimiento en Ecuador desde la adquisición de Alimentsa en 2017 y actualmente operamos a nuestro límite de capacidad. Para nuestros clientes, la nueva línea significará mayor flexibilidad y mayor elección, ya que ampliará significativamente nuestra capacidad para soluciones de alimentos extruidos y de valor agregado”, expresó el vicepresidente de Mercados Emergentes del Grupo BioMar, Henrik Aarestrup.

La producción de camarón en Ecuador ha crecido a ritmo de dos dígitos en 2018, situando a Ecuador como la tercera nación productora de camarones más grande del mundo.

“El sector del camarón ecuatoriano seguirá creciendo en los próximos años, sin embargo a un ritmo algo más lento que en 2018, donde hemos visto un crecimiento excepcionalmente alto. Ecuador tiene una ventaja competitiva en lo que se refiere a la producción de camarones de una manera responsable, con un alto enfoque tanto en la sostenibilidad como en la calidad del producto. Asimismo, iniciativas recientes como el lanzamiento de ‘Sustainable Shrimp Partnership’ mejorarán aún más esta posición”, aseguró Aarestrup.

La inversión es parte del plan estratégico de BioMar para el negocio del camarón, que también incluye un centro de investigación y pruebas, recientemente inaugurado en Ecuador.

Aparte del negocio de alimentos para camarón en Ecuador, BioMar produce actualmente alimento extruido para camarón en Asia y Centroamérica, además de cierta producción de apoyo para Centroamérica y Ecuador que viene de las fábricas de BioMar en Chile. Las dietas larvarias para camarón se distribuyen en todo el mundo bajo la marca LarViva desde el sitio de producción de BioMar en Francia.