La Comisión de Relaciones Exteriores, Asuntos Interparlamentarios e Integración Latinoamericana continúa analizando el proyecto de acuerdo aprobatorio del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, CPTPP (boletín 12.195), que integrarían once países, entre estos Chile.

El tratado surge luego del Acuerdo Transpacífico original (TPP) y del retiro de Estados Unidos del mismo. Se trata de una versión mejorada que incluye todo el contenido del TPP y el listado de las disposiciones suspendidas, que son 20 normas, once de estas sobre propiedad intelectual.

El director de la Dirección General de Relaciones Económicas del Ministerio de RR.EE. (Direcon), Rodrigo Yáñez, explicó la trascendencia de este acuerdo que ya entró en vigencia el 30 de diciembre. “Las 3.000 líneas arancelarias o productos donde tenemos ventajas respecto de los acuerdos bilaterales son una ganancia que tenemos importante y queremos que nuestros exportadores, nuestras empresas y las pymes, las puedan aprovechar lo antes posible. Este es un acuerdo de nueva generación que tiene altos estándares en materias de derechos sociales, en materias laborales, ambientales y capítulos de solución de controversias muy claros e importantes; pero también materias sanitarias y fitosanitarias”, explicó.

En la sesión, también expuso el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas, Ronald Bown, quien se refirió a problemas que enfrentan los países que integran el acuerdo, que representan solo el 7% de las exportaciones totales.

Agregó que, pese a poseer tratados bilaterales con la mayoría de esas naciones, con algunas enfrentan complejas barreras fitosanitarias y arancelarias que impiden el acceso de la fruta chilena. Entre estas, las naranjas que poseen altos aranceles de ingreso en Japón; y el kiwi que enfrenta acciones anticompetitivas de parte de empresas de Nueva Zelanda.

Además, en la instancia congresista expuso Camila Montecinos, del Colectivo Ecológico En Acción, quien manifestó que les preocupan materias como propiedad intelectual y la pérdida de derechos laborales. “La posibilidad de que se imponga una ley muy dura sobre privatización de semillas. Nos preocupa que haya una reducción muy fuerte, muy drástica y retrógrada de los derechos laborales, donde se pierde el derecho a huelga, a vacaciones, a jubilación y muchos otros. Nos preocupa que el CPTPP pueda prevalecer sobre otros tratados que Chile siempre ha considerado de mayor jerarquías, como son los tratados de Derechos Humanos”, mencionó.

El presidente de la instancia, diputado Pablo Vidal, recalcó que el propósito es escuchar diversas posturas respecto de suscribir tratados internacionales como este. “Hemos escuchado presentaciones de personas ligadas al ámbito comercial o que trabajan en exportaciones e importación de bienes y servicios, que celebran algunas de las posibilidades que abre el CPTPP; y algunas organizaciones ambientalistas que señalan que no sería conveniente suscribir este tratado”, subrayó.

El legislador recordó que Chile tiene acuerdos bilaterales con todos los países que están incorporados en el CPTPP y evaluó que el tratado mejoraría en algunos aspectos. “Creo que es un debate que está abierto”, planteó.

En tanto, el diputado Cristhian Moreira explicó porqué existen tantas aprehensiones respecto a este tratado transpacífico. “Recordemos que hay mucho temor por las clausulas que puso Estados Unidos cuando era miembro, pero ese articulado está suspendido. Y yo creo que todos los sectores tienen mucho miedo por eso. Y Chile fue uno de los que pidió que 15 artículos fueran suspendidos. Pero se ha estado manejando bien, se ha escuchado a todos los actores”, aseguró.

Este Tratado Integral y Progresista de la Asociación Transpacífico lo conforman Australia, Brunéi, Canadá, México, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Chile, Perú, Singapur y Vietnam.