En condiciones de cumplir su trámite de promulgación como ley de la república, quedó el proyecto que sancionará con multas que irán entre las 10 unidades tributarias mensuales (UTM) y las 100 UTM, es decir, entre $480.000 y los $4.800.000 aproximadamente, a quienes no permitan o obstruyan el libre acceso a playas de mar, ríos o lagos.

La iniciativa fue respaldada en la Cámara Alta por 31 votos a favor y 2 abstenciones, en general y particular sin modificaciones, no obstante, en la ocasión el Ejecutivo se comprometió a acoger las inquietudes de varios senadores en el sentido que se debe abordar en otra iniciativa legal las medidas concretas que signifiquen un disuasivo real a quienes infrinjan la normativa.

A su vez, algunos senadores de la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales impulsaron indicaciones que obligaban a propietarios de los predios colindantes a reabrir los pasos hacia las playas de mar, ríos o lagos, así como velar por el cumplimiento de la norma más allá de la multa.

Durante el debate intervinieron los senadores Isabel AllendeJaime QuintanaFrancisco ChahuánDavid SandovalXimena ÓrdenesFrancisco HuenchumillaAlejandro Navarro y Alfonso De Urresti; además del ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward.

Contenido del proyecto de ley:

– Prohíbe al propietario, arrendatario, tenedor u ocupante de los terrenos colindantes con las vías de acceso a playas de mar, ríos y lagos, y que hayan así fijadas por la autoridad, cerrarlas u obstaculizarlas de modo alguno.

– Sanciona al infractor de esta prohibición con una multa a beneficio fiscal de 10 a 100 UTM., pudiendo ser elevada al doble del máximo establecido, en caso de reincidencia.