El Presidente de la República, Sebastián Piñera, y el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, nombraron al abogado José Ignacio Palma Sotomayor como director nacional de Aduanas.

El profesional es titulado de la Universidad Católica y posee un magíster en derecho y en dirección general de empresas y experiencia en empresas privadas y como docente en la Universidad de Tarapacá.

«Su nombramiento es el resultado de un proceso de selección que el Servicio Civil inició en septiembre de 2018, con la publicación de la convocatoria en su sitio web y en diarios de circulación nacional. En total se recibieron 190 postulaciones a través del Sistema de Postulación y 14 vía búsqueda especializada», afirmó el gobierno en un comunicado de prensa, añadiendo que finalmente, y luego de avanzar en las diversas etapas, «nueve postulantes fueron entrevistados por el Consejo de Alta Dirección Pública, organismo que en diciembre pasado conformó la nómina de candidatos idóneos, la que remitió al Presidente de la República para que efectuara el nombramiento».

Palma Sotomayor ha desarrollado su carrera en los ámbitos privado y público. Entre los años 1990 y 2004 se desempeñó como abogado jefe de la Empresa de Servicios Sanitarios de Tarapacá, firma en la que se desempeñó como secretario del directorio y de la junta de accionistas. Entre 2007 y 2008 asumió como abogado jefe del Departamento Jurídico de la Municipalidad de Arica; entre los años 2010 y 2012 fue secretario regional ministerial (seremi) de Bienes Nacionales, y entre 2012 y 2014, cumplió tareas como director regional de Aduanas en Arica, cargo al que accedió a través de concurso público en el marco del Sistema de Alta Dirección Pública.

«Dentro de su carrera profesional ha dictado la cátedra de Derecho Civil en la Escuela de Derecho de la Universidad de Tarapacá y ha ejercido como abogado integrante de la Corte de Apelaciones de Arica, lo que se suma al ejercicio de la profesión desde su estudio jurídico, habiendo tenido participación en importantes litigios en materia civil, comercial, laboral y administrativa», añadieron desde el Ejecutivo.