A través de la web www.alianzahumboldt.cl, 17 agrupaciones anuncian la creación de este nuevo conglomerado, cuyo objetivo será defender el ecosistema de las comunas de La Higuera (región de Coquimbo) y Freirina (región de Atacama) de la amenaza que -según afirman- representan los megaproyectos Minera Dominga de Andes Iron y Puerto Cruz Grande de CAP Minería. En el mismo sitio se presenta la declaración de principios de la agrupación, donde subrayan que defenderán «hasta las últimas consecuencias» la valiosa zona, caracterizada por su alto endemismo en tierra y por albergar una rica biodiversidad marina en el conjunto de islas e islotes ubicados en la costa, conocido como archipiélago de Humboldt.

La Alianza está formada por las organizaciones internacionales y nacionales Oceana, Greenpeace, Sea Shepherd, Chao Pescao, Fundación Terram, Chile Sustentable, FIMA, Geute, Ecosistemas, Ayni, Chinchimén, Fundación Relaves, Panthalassa y Codesa, junto con agrupaciones de la zona en conflicto coordinadas a través de Alianza Humboldt Coquimbo-Atacama, y de la cual ya son parte Defensa Ambiental IV Región, Modema y Sphenisco, además de otras 35 asociaciones regionales.

La declaración estipula que «urge proteger de manera definitiva estos ecosistemas, que han sido identificados por la ciencia como prioritarios para la conservación y que sus propios habitantes han debido defender una y otra vez», recordando que en el pasado estas comunidades ya habían hecho frente a la instalación de tres centrales termoeléctricas a carbón en el renombrado caso Barrancones, que, gracias a una inédita presión popular, culminó en la cancelación de dichos proyectos.

Desde la Alianza Humboldt anuncian que utilizarán «todas las vías institucionales disponibles, tanto a nivel nacional como internacional para proteger este hotspot de biodiversidad», para revertir el irregular proceso de evaluación ambiental de Dominga y Cruz Grande, «los cuales no presentaron información mínima que permitiera evaluar los impactos ambientales, ni tampoco consideraron el sinnúmero de estudios científicos que demuestran el alto valor ecológico de esta zona, tanto en la costa como en el interior».

Por otro lado, la agrupación destaca la importancia de preservar las actividades económicas sustentables del lugar como la pesca artesanal y el turismo, las cuales, de construirse ambos proyectos, estarían en peligro. Solo la comuna de La Higuera aporta el 80% del desembarque de locos y lapas de toda la región de Coquimbo, recursos que los pescadores artesanales administran desde áreas de manejo para asegurar la sustentabilidad, mientras que cada año son miles de turistas chilenos y extranjeros que visitan la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt para avistar gran cantidad de ballenas, delfines, aves marinas y peces que abundan en esta área.

Finalmente, Alianza Humboldt formula un llamado al Estado de Chile a cumplir con sus compromisos internacionales en materia de conservación. En 2010, el país se comprometió en la 10ª reunión de la Conferencia de las Partes, realizada en Japón, a proteger el 10% de las zonas marinas y costeras ecológicamente representativas al año 2020. Al día de hoy, apenas un 0,02% de la superficie marina de Chile central, que abarca desde Antofagasta a Valparaíso, se encuentra protegida, «por lo que se hace urgente que el país avance en el cumplimiento de estos tratados internacionales», señalan.

El proyecto

El proyecto minero-portuario Dominga fue rechazado tanto por la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo como por el Comité de Ministros en 2017, por lo que Andes Iron, titular del proyecto, apeló ante el Tribunal Ambiental de Antofagasta. Esta instancia anuló el rechazo y determinó que Dominga se volviese a votar en la región de Coquimbo, frente a lo cual diversas organizaciones ambientales y locales apelaron ante la Corte Suprema, buscando que se mantenga el rechazo. En los próximos días, el máximo tribunal escuchará los alegatos de las partes, para en los meses posteriores, dictar una sentencia definitiva.

Lea >> Dominga: Multigremial Nacional y de Coquimbo valoran fallo de Tribunal Ambiental

El proyecto de CAP, por su parte, fue aprobado a pesar de la oposición local y de la presentación de recursos judiciales, pero aún no ha iniciado obras.