La Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), que representa a los pescadores industriales de la zona centro-sur, fundamentalmente de la región del Biobío, entregó su posición sobre las declaraciones del ministro de Economía, José Ramón Valente, y del subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, quienes se refirieron a la situación que enfrenta la actividad productiva pesquera en esa parte del país debido a la denominada Ley de Jibia que entrega la captura exclusiva para el sector artesanal.

Lea >> Carta al director: Valoran dichos de subsecretario por Ley de la Jibia

A continuación reproducimos íntegramente la declaración de la Asipes, cuya presidenta es Macarena Cepeda Godoy:

1. Reconocemos la preocupación manifestada por el ministro de Economía frente a la crisis que enfrenta la industria pesquera y su ánimo por abrirse a un diálogo serio, responsable y transparente con todos los actores.

2. Lamentamos que la información entregada por las diferentes empresas industriales dedicadas a la pesca de la jibia sobre la grave afectación que esta ley de origen parlamentario tendría en los empleos que las plantas de proceso proveen, no fuera considerada como un hecho cierto. Por ello reiteramos que las plantas pesqueras industriales no pueden sobrevivir con abastecimiento de botes artesanales que pescan un par de días al mes. El país lo que requiere es incorporar tecnología y modernizar al sector artesanal y no convertir en artesanales a industrias exportadoras y que entregan empleos formales y de calidad.

Lea >> Gerente y presidentes de sindicatos de Landes se reunieron con alcalde de Talcahuano

3. Las empresas socias de Asipes, ni este gremio, se encuentra conversando o participando en una mesa de trabajo con el Gobierno para buscar una salida a este grave problema social y productivo que afecta directamente a las principales comunas del Gran Concepción, entre estas Talcahuano, Hualpén, Lota y Coronel. Manifestamos nuestra disposición, necesidad y aporte concreto para colaborar en la generación de un proyecto que mejore esta mala política pública.

4. Estamos esperanzados que el proyecto de mejoramiento de la Ley de Jibia anunciado por el ministro Valente atienda las necesidades reales de todos los actores que participan de esta actividad y se evite la entrega de privilegios a través de leyes de la república, como ocurre con esta legislación. Hasta ahora no conocemos el contenido o alcance de esta proposición del Ejecutivo.

5. Como sector pesquero industrial hacemos un llamado al diálogo sin exclusiones, amplio, con fondo técnico y científico, que recoja las experiencias y las mejores prácticas pesqueras internacionales. Por esto, solicitamos que esa mesa de trabajo anunciada se constituya en Talcahuano y que el subsecretario de Pesca la presida y convoque.

6. Reiteramos nuestra preocupación frente a las futuras discusiones que enfrentará nuestro país en materia pesquera, y esperamos no se cometan los mismos errores con el fin de evitar las nefastas consecuencias que hoy vive la región del Biobío.

7. Respecto de la pérdida de empleos, efectivamente la estimación de este gremio es que entre sus empresas socias y pymes que trabajan con exclusividad con la pesca industrial, se perderán unos 1.700 empleos en esta zona. Sin embargo, el dolor de este proceso no puede ser medido y valorado en una cuantificación numérica -si son miles o cientos- pues la pérdida de solo un empleo es un drama para una familia que pone en riesgo su futuro y su tranquilidad.

Relacionado >> Trabajadores pesqueros: “El subsecretario habla desde la ignorancia”