La alcaldesa y representantes del Concejo Municipal de Porvenir, provincia de Tierra del Fuego, región de Magallanes y de la Antártica Chilena, visitaron las nuevas instalaciones de la piscicultura de la empresa Nova Austral -ubicada a 42 kilómetros al norte de la comuna fueguina-, donde conocieron en terreno el importante grado de avance de la obra, la cual proyectan debería estar operativa al 100% en septiembre de este año.

Lea >> En pocos meses Sixty South contará con moderna piscicultura

Tras una presentación en terreno de la compañía, por parte del gerente en Magallanes, Drago Covacich Mckay, las autoridades comunales conocieron las instalaciones ya terminadas y las que están en etapa de construcción, en donde vieron de primera fuente cómo funciona una piscicultura de recirculación, cuya principal cualidad es que reutiliza el 98% de sus aguas, las que a través de distintos mecanismos es purificada para utilizar mínimamente el recurso hídrico, además de conocer las diferentes secciones en donde se ubicarán las unidades de alevinaje y smolt (los alevines son los peces más pequeños de la piscicultura, resultado de la eclosión de las ovas; mientras que los smolt son los peces entre 90 y 120 gramos que están en etapa de preparación para ser sembrados en el mar).

La alcaldesa de Porvenir, Marisol Andrade Cardenas, destacó “el trabajo acorde a la normativa medioambiental que realiza la empresa Nova Austral, y creo que puede existir desarrollo paralelo cuidando el medio ambiente, y que es importante para el desarrollo de nuestra comuna y asegure estabilidad laboral de nuestros trabajadores fueguinos”.

En la ocasión, el concejal Javier Nancuante Levicoy subrayó en que “esta es una buena instancia de aprendizaje del ciclo de vida de estos peces; la tecnología de punta que aplica a todo este ciclo productivo y que es una de las características fundamentales de la industria y, por último, la posibilidad cierta que la gente de nuevas fuentes laborales para la gente de Porvenir”.

Drago Covacich, por su parte, precisó que producirán desde la ova hasta el smolt en un ciclo productivo que va entre los once y doce meses, destacando que “esta construcción posee más de 16.000 metros cuadrados (m2), convirtiéndola en una de las más modernas del rubro. Actualmente estamos hablando de una inversión de US$30 millones, y esperamos una vez concluidas las obras operar con 60 trabajadores estables, quienes estarán a cargo de producir más de 12 millones de peces al año que pasarán finalmente del agua dulce a ser sembrados en el mar”.