Recientemente, Pentair informó que ha tomado la decisión de cerrar parte de su negocio de acuicultura, el que proporciona servicios, equipos y tecnología para la industria de cultivos hidrobiológicos.

La compañía norteamericana aseveró que, «si bien creemos que el negocio de la acuicultura ofrece oportunidades atractivas a largo plazo, el modelo a corto plazo no cumple con nuestras expectativas», detallando que enfocarán su división Aquatic Systems «en los segmentos de piscinas residenciales y comerciales».

«La acuicultura es un negocio pequeño dentro del segmento Aquatic Systems», que para Pentair significa unos US$1.000 millones.

Pentair aseveró que inició el proceso para comercializar y vender partes del negocio de acuicultura, incluido el negocio heredado de Vaki, las operaciones de Chile y la operación de catálogo en línea, «que planeamos operar de manera habitual mientras navegamos por el proceso de venta», expuso la compañía.

«Estamos dedicados a garantizar una transición sin problemas para nuestros clientes, y estamos comprometidos a proporcionar recursos para ayudar a los empleados a través de la transición», finalizó la compañía.