Miles de turistas nacionales e internacionales llegarán a las comunas de La Higuera y Freirina, en las regiones de Coquimbo y Atacama respectivamente, para ser testigos privilegiados del eclipse de Sol que ocurrirá este martes 2 de julio. Esta zona, una de las pocas donde se espera oscuridad total, es reconocida a nivel mundial por sus cielos limpios en el interior y por su gran riqueza marina en la costa, pero hoy se encuentra amenazada por el proyecto minero portuario Dominga y el puerto Cruz Grande.

«La región de Coquimbo se apresta a admirar uno de los espectáculos más inolvidables de su historia. Lamentablemente, la zona enfrenta por estos días otro eclipse que se encarga de oscurecer el enorme patrimonio medioambiental del archipiélago de Humboldt. El proyecto minero-portuario Dominga es una amenaza que no puede oscurecer la región ni transformarla en una nueva zona de sacrificio», aseguró el director nacional de Greenpeace en Chile, Matías Asún, añadiendo que «en la Corte Suprema el proyecto enfrenta un momento decisivo. Como país sede de la próxima COP25, además, sería una contradicción enorme para el gobierno aparecer dando explicaciones del que amenaza con ser el gran eclipse medioambiental de la región de Coquimbo».

Lea >> Destacan acuerdo entre Chile y la ONU para ser el país anfitrión de la COP25

En las distintas localidades de La Higuera, las reservas de alojamiento se encuentran agotadas desde hace meses, situación que para las comunidades costeras se ha transformado en una oportunidad para demostrar que la zona tiene un alto valor para desarrollar el turismo ecológico, actividad que en los últimos años se ha visto fuertemente incrementada gracias a la presencia de especies emblemáticas como ballenas azul y fin, delfines nariz de botella y la mayor población mundial del pingüino de Humboldt.

“Nuestro cielo es uno de los más limpios del país y eso la gente lo sabe, por algo ya no tenemos cupos disponibles para el eclipse”, enfatizó Rosa Rojas del Movimiento en Defensa del Medio Ambiente de La Higuera (MODEMA), quien reside en la localidad de Punta de Choros. “El eclipse es una maravilla natural que ocurre muy pocas veces en la vida, pero la riqueza del ecosistema marino y terrestre de nuestra comuna está presente todos los días y por eso hemos luchado para cuidarlo de la contaminación y demostrar que acá es posible desarrollarnos sustentablemente a través del turismo y la pesca artesanal”, agregó.

Escenario judicial

A pesar de ser rechazado tanto por la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo como por el Comité de Ministros, por sus deficiencias técnicas y por subestimar los impactos en el medio ambiente, Andes Iron, titular de Dominga, reclamó ante el Tribunal Ambiental, instancia que ordenó que el proyecto se volviera a votar en la región de Coquimbo. Buscando anular esa sentencia, distintas agrupaciones locales de La Higuera presentaron recursos de casación ante la Corte Suprema, cuya resolución debiera conocerse en las próximas semanas.

«Hay que aclarar que el fallo de la Corte Suprema no aprobará Dominga. Lo que sí puede hacer es ordenar que se vuelva a votar, dándole la razón al Tribunal Ambiental o confirmar el rechazo al proyecto, siendo esta la última instancia», explica el director ejecutivo de ONG FIMA, Ezio Costa.

Lea >> Cuatro claves para entender los alegatos del caso Dominga

«Archipiélago Humboldt, paraíso en peligro»

Mientras se espera el eclipse y el fallo de la Corte Suprema, en Santiago (región Metropolitana) se estrenó el pasado jueves 27 de junio el documental “Archipiélago Humboldt, paraíso en peligro”, producido por ExploraSub y que trata sobre la amenaza que Dominga significa para este ecosistema, recogiendo la visión de expertos en la materia, quienes desde la ciencia señalan el por qué un proyecto como Dominga es inviable en la zona.

El documental tendrá una segunda exhibición en Santiago el próximo 31 de julio en el Centro Cultural La Moneda, donde se espera nuevamente tener una alta convocatoria.

Alianza Humboldt está formada por organizaciones nacionales e internacionales como Oceana, Greenpeace, Sea Shepherd, Parley, Chao Pescao, Fundación Terram, Chile Sustentable, FIMA, Defensoría Ambiental, Geute, Ecosistemas, Ayni, Chinchimén, Fundación Relaves, Panthalassa y Codesa, junto con agrupaciones de la zona en conflicto coordinadas a través de Alianza Humboldt Coquimbo-Atacama, y de la cual ya son parte Defensa Ambiental IV Región, MODEMA y Sphenisco junto a otras 90 asociaciones regionales.

Lea >> Crean alianza en oposición a proyectos Dominga y Cruz Grande