La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), junto con profesionales de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud y del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), todos de la región de Arica y Parinacota, fiscalizaron el pasado jueves (11) los emisarios submarinos de Corpesca S.A., ubicada en el Muelle Corpesca, en la explanada norte del Puerto de Arica.

La actividad de fiscalización se centró en utilizar el trazador químico rodamina WT en los emisarios de Corpesca que descargan residuos industriales líquidos (RILes) fuera de la zona de protección litoral (ZPL), con el objetivo de verificar el desplazamiento del RILes en el cuerpo receptor (mar de jurisdicción nacional) y revisar también la estructura del emisario para descartar fisuras que permitan fugas de RILes dentro de la ZPL. Posteriormente, la SMA elaborará un informe de fiscalización para evaluar el cumplimiento normativo respectivo.

“La metodología de trabajo consistió en depositar 2 litros del producto rodamina WT en la cámara de monitoreo de RILes para su descarga al mar a través del emisario, donde se obtuvieron grabaciones y capturas fotográficas aéreas con el objeto de evidenciar el comportamiento de la pluma de dispersión del RILes y la posible existencia de fisuras de la estructura del emisario”, explicó la jefa de la Oficina Regional SMA de Arica y Parinacota, Tania González.

La rodamina WT es un producto inocuo, aprobado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (US EPA) y autorizado por la Gobernación Marítima según el oficio ordinario N°12.600/68 SMA para estas actividades.