El pasado martes 11 de junio, Protix celebró su décimo aniversario y la inauguración de una de las plantas de insectos más grandes y avanzadas del mundo. La apertura de las nuevas instalaciones se celebró en presencia de invitados como el rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos y Carola Schouten, ministra de Agricultura de la misma nación.

Vea >> Skretting firmó acuerdo con proveedor de harina de insectos

“Nos hemos asociado con Protix en el desarrollo de insectos como una fuente de proteína eficiente para usar en alimentos”, puntualizó el presidente de Hendrix Genetics, Thijs Hendrix, quien participó en una mesa redonda de discusión sobre innovaciones en la entrega de proteínas sostenibles, incluido el papel de la genética.

“Las posibilidades son infinitas”

A medida que la población mundial crece, y la demanda de proteínas junto con ella, la producción de insectos como fuente de alimentación ofrece un enorme potencial. Es que con su pequeño tamaño y su capacidad para convertir los desechos en masa corporal, la proteína de insecto es sostenible con una huella de carbono baja.

En esa línea, el director de Tecnología e Innovación de Hendrix, Johan van Arendonk (en la foto), sostuvo que el vínculo con Protix en su programa de reproducción es una oportunidad para invertir en la sostenibilidad y el futuro del sistema alimentario. “Con el conocimiento de Protix sobre la proteína de los insectos y nuestra experiencia en tecnologías de reproducción, las posibilidades son infinitas para crear soluciones para un sistema de producción de alimentos más sostenible”, aseguró van Arendonk.

Por su parte, el fundador y director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de Protix, Kees Aarts, afirmó que la nueva planta cuenta con la última tecnología en procesos de bioseguridad y automatización. “Es una granja de insectos verdaderamente única, con un entorno altamente controlado y automatizado equipado con sensores y sistemas de datos. Es así como la apertura de nuestras nuevas instalaciones significa una transformación real, no solo para nuestra empresa, sino para todo el sector y los mercados; la transición del prototipo a un sector maduro y comercial”.

Mientras que Thijs Hendrix comentó: “Estamos orgullosos de ser socios de Protix y celebramos este importante hito con ellos. Sus nuevas instalaciones llevan la producción de proteínas de insectos a la próxima era y tienen un impacto positivo en la sostenibilidad de nuestra cadena alimentaria”.