El exgerente regional de Salmones Magallanes, Óscar Garay, quien durante más de ocho años se desempeñó paralelamente como vicepresidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, asumió el liderazgo de esta una vez que el presidente, Drago Covacich, debido a la situación de Nova Austral, confirmó su salida del gremio.

Lea >> Nova Austral suspende su participación en gremio de Magallanes

Lea también >> Nova Austral anuncia cambios en su administración

Tras la confirmación de Garay en el puesto, la Asociación de Salmonicultores ha realizado una serie de reuniones con autoridades regionales.

Es así como sostuvieron encuentros con la directora zonal de Pesca y Acuicultura, Paulina Barraza; el director regional de Sernapesca, Patricio Díaz; la seremi del Trabajo y Previsión Social, Victoria Cortés. Además, fueron convocados por la Comisión de Presupuesto y Fomento del Consejo Regional de Magallanes y la Antártica Chilena.

En las distintas instancias el gremio actualizó los números del rubro, detallando que durante el 2018 se produjeron 87.000 toneladas; más de 5.000 son los empleos que mantiene vigente (2.100 indirectos y 3.200 directos), y alrededor de US$500 millones se exportan anualmente.

Lea también >> [EN-ES] Salmonicultoras barajan inversiones por US$260 millones en Magallanes

En reunión con el director del Sernapesca Magallanes, Garay aseguró «el compromiso de la industria con una producción sustentable». Manifestó, además, que la Asociación es tajante en rechazar cualquier acción que transgreda la normativa vigente, tanto en la región como en el país.

Lea >> Por Nova Austral: Gremios concuerdan en que se requiere una investigación a fondo

Lea también >> Francisco Miranda: “Efectivamente se entregó información incorrecta a la autoridad”

Lo último >> SMA dicta medidas en contra de Nova Austral

A su vez, el gremio dio a conocer su preocupación por los proyectos de ley que -a su juicio- buscan frenar la industria salmonicultora, especialmente en Magallanes. «Como Asociación estamos dispuestos a que la regulación de la industria sea cada vez mayor, no hay ningún problema en ello, incluso es mejor desde el punto de vista de la credibilidad y transparencia, pero uno ve proyectos de ley que realmente atentan contra la viabilidad de la industria. No queremos que las inversiones se frenen, que las producciones decaigan y, por tanto, que la industria vaya retrocediendo. La salmonicultura es un gran aporte al desarrollo no solo de la región, sino que también del país y esperamos que siga siendo un polo relevante para la economía de Magallanes, que es en lo que nuestra industria se ha convertido en los últimos años, proveyendo empleos permanentes y de calidad», argumentó Óscar Garay.

Los salmonicultores se reunieron, además, en una extensa y concurrida jornada con el directorio de la CPC Magallanes, a quienes explicaron el presente de la industria, especialmente en lo referido a empleos e inversiones, preocupación constante de la multigremial.

Relacionado >> Sernapesca asegura que aumentará la fiscalización a salmonicultoras