El pasado jueves 25 de julio, la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara de Diputados rechazó por 9 votos en contra y 4 a favor la moción que buscaba postergar la entrada en vigencia de la denominada Ley de la Jibia, cuyo plazo está fijado para el viernes 16 de agosto, y que postulaba su postergación por dos años.

Tras conocer la decisión de la instancia congresista, la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) afirmó que se le ha entregado la extracción de un recurso pesquero valioso para Chile “en exclusiva a una coordinadora de pescadores artesanales que controlará el precio y el abastecimiento a nivel nacional. Un monopolio por ley, donde unos pocos podrán trabajar y el grueso de la pesca artesanal, industrial y pequeñas empresas no podrán hacerlo”.

Para más detalles lea >> Artesanales e industriales reaccionan a pronta entrada en vigencia de Ley de la Jibia

En respuesta a la acusación de dicho gremio, la Coordinadora Nacional de Jibieros entregó a AQUA una carta firmada por sus dirigentes Pascual Aguilera, Miguel Ángel Hernández y David Castro. A continuación la reproducimos íntegramente:

“Lamentamos que la Asipes insista en faltar a la verdad e intente desviar el foco de atención frente a una ley que entra en vigencia en el mes de agosto y que apunta al resguardo de los recursos pesqueros, terminando con la pesca de arrastre para la captura de la jibia.

Nuestra Coordinadora Nacional de Jibieros, organización nacida el 2011, agrupa en la actualidad a pescadores de ocho regiones del país, quienes explotan el recurso jibia y dan trabajo directo a más de 40.000 personas. Nuestro objetivo es proteger el recurso y en forma sustentable explotarlo.

Asipes, en voz de su presidenta Macarena Cepeda, olvida que la industria pesquera es la única que tiene el monopolio de la pesca, con la llamada ‘Ley Longueira’ (Ley de Pesca), que permite que siete familias y cuatro empresas exploten más del 90% de los recursos pesqueros que pertenecen a todos los chilenos. Quienes, además, en cada comunicación pública amenazan al país con despidos y demandas al Estado para evitar que se les quieten privilegios que hoy están siendo investigados por la justicia y ad portas de terminar con una nueva Ley de Pesca.

La Coordinadora Nacional de Jibieros, más las organizaciones que hoy se han sumado como Condepp y Confepach, mantendremos nuestra postura para terminar con la pesca de arrastre y exigir que una ley que fue aprobada democráticamente por el Congreso, entre en vigencia”.

Relacionado >> Conapach plantea los lineamientos que deberían sustentar la Ley Corta de Pesca