“Hay una nueva forma de relacionamiento, de mirada, de ser y operar. Esto, a través de la transparencia, que lo que busca generar es cercanía con la sociedad”.

Así comenzó asegurando el gerente general del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal), Esteban Ramírez, durante el evento de presentación del “IV Informe de Sustentabilidad de la Industria del Salmón” que se realizó ayer miércoles 7 de agosto en dependencias del hotel Holiday Inn de la ciudad de Puerto Montt, región de Los Lagos.

En ese marco, el timonel del Intesal repasó las mejoras alcanzadas por la actividad en indicadores como el sanitario, productivo, ambiental, laboral y comunitario, destacando, por ejemplo, que luego de que en 2016 se quebrara la curva entre biomasa y uso de antibióticos, “el 2018 fue el más bajo de los últimos años en este ítem, desacoplándose ya de manera evidente de la tendencia que mostraba dicha curva”.

A su vez, aseguró que el “consumo de antimicrobianos y otros químicos en la industria del salmón de Chile está absolutamente regulado”, y añadió que los recall (llamados para retirar del mercado productos alimenticios) solo fue de ocho, es decir, el 0,0038% del total analizado anualmente (son alrededor de 180.000 muestras).

Lo anterior, de acuerdo con el ejecutivo del denominado “brazo técnico” de SalmonChile, ha permitido generar alianzas con entidades como Monterey Bay Aquarium (MBA), con el cual la industria nacional asumió el compromiso de reducir en un 50% el uso de antibióticos al 2025, con el fin de llegar a una recomendación de Good Alternative del Seafood Watch Program.

Lea >> Directora científica del Monterey Bay Aquarium: “Estamos muy entusiasmados de estar en Chile”

Lea también >> MBA: “Más del 90% de los retailers estadounidenses ofrecen productos certificados”

Relacionado >> Director ejecutivo del CSMC por caso Nova Austral: “Estamos muy decepcionados”

En la misma línea del ámbito sanitario, y que responde a un tema de contingencia, fue el relacionado con el cáligus (piojo del salmón), que, según dijo Ramírez, “se había mantenido controlado en el último tiempo, pero a fines de 2018 comenzaron a percibirse indicios de aumento en las cargas, especialmente en indicadores como número de baños y uso de antiparasitarios, lo que se ha mantenido hasta ahora. Es por esto que implementamos un programa que incluye, entre otras cosas, peróxido de hidrógeno, uso de antiparasitario en fase temprana e ingreso al país de nuevas tecnologías de control”.

Lea >> Camanchaca y Blumar: Las acciones que se están tomando para combatir el cáligus

Lea también >> Impulsan mesa público-privada para controlar el cáligus

Sobre los escapes, sostuvo que desde 2013 se venía registrando un descenso, no obstante, la masiva fuga en el centro de cultivo “Punta Redonda” de Mowi (en ese entonces operaba como Marine Harvest) “disparó la cifra el año pasado”.

Lea >> [EN-ES] CS falla a favor del Sernapesca y MMA por masivo escape de salmones

A continuación puede ver el gráfico mostrado por Ramírez durante la presentación del informe de sustentabilidad:

En relación con la biomasa producida en 2018, puntualizó que subió en un 6% hasta totalizar 842.679 toneladas. Y aclaró: “No es que se siembre más, sino que los peces son más grandes, lo que evidencia una mejor genética, optimización del uso de alimento, etcétera”, afirmó el representante del Intesal.

Para todos los detalles acceda aquí al “IV Informe de Sustentabilidad de la Industria del Salmón”.