Luego que la empresa PacificBlu culpara a la Ley de la Jibia por el cierre de una de sus plantas y la paralización de parte de su flota, distintos actores del sector salieron a manifestar sus reacciones, entre estos la Sociedad Nacional de Pesca F.G. y la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca).

Lea >> Presidenta de federación advierte pérdida de empleos por Ley de la Jibia

A continuación reproducimos los comunicados entregados por ambas entidades:

Héctor Bacigalupo, gerente general de Sonapesca F.G.: “Vemos con suma preocupación lo que está ocurriendo hoy en la actividad de la jibia, pues estamos ante una problemática social y económica de alto impacto para cada una de las familias que perderán su fuente de ingresos.

Históricamente las empresas, una vez agotada su cuota, mantenían el grueso de estos empleos a través de actividades de mantención, capacitación o reasignaciones. Lo que en el actual escenario no es posible, debido a que la pesca industrial no podrá seguir operando cuando entre en vigencia, en unos días más, la nueva ley que regula la extracción de esta especie.

La nueva ley prohibirá al sector industrial continuar pescando con redes de arrastre de media agua y exigirá que su captura, sea esta artesanal o industrial, se realice solo con potera. Lo que no es posible de realizar, debido a que, entre otros aspectos, se requeriría utilizar barcos factoría, los que están prohibidos por ley en Chile. Esta decisión además afectará, sin lugar a dudas, a un número relevante de pescadores artesanales que hoy capturan la jibia con la técnica del cerco y, por cierto, a cientos de trabajadores del sector industrial que hoy cuentan con empleos de calidad en plantas de proceso y embarcaciones, a trabajadores de plantas pymes que no cuentan con flota, pero que se abastecían de la pesca industrial y muchos empleos indirectos que esta actividad generaba.

Los potenciales efectos negativos de esta norma no solo afectarán a industriales y artesanales cerqueros, sino que también a Chile, pues hoy el sector artesanal solo ha extraído el 3% de la cuota a la que tiene derecho, y porque el sector industrial dejará de pescar la suya porque el arte de pesca exigido es incompatible con sus embarcaciones. Ante este escenario, es esperable que la ORP (Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur), cuando comience a asignar cuotas de pesca para este recurso, le otorgue a Chile menores cuotas de jibia y que este mismo recurso comience a ser explotado por otros países en aguas internacionales.

Como federación gremial que agrupa a diez gremios y a 109 empresas grandes, medianas y pequeñas, proponemos la creación de una mesa de trabajo con autoridades de gobierno y del Congreso, con científicos y representantes del mundo artesanal y del industrial para abordar este tema y buscar soluciones que beneficien la sustentabilidad de toda la actividad, ambiental y social. Aunque parece ser tarde, siempre hay tiempo para conversar y buscar acuerdos sobre fundamentos, sobre todo por el alto impacto que puede no tener no volver a intentarlo”.

Subpesca: “Lamentamos profundamente las desvinculaciones anunciadas por industrias que procesan jibia en la región del Biobío, debido al negativo impacto sobre los trabajadores afectados y sus familias.

En la tramitación de la denominada Ley de la Jibia, aprobada por el Congreso con fecha 8 de enero de 2019, manifestamos nuestro desacuerdo con restringir por la vía legal la captura de la jibia solo al uso de potera, impidiendo que la flota cerquera artesanal y la industria pudiesen continuar con su actividad, y nuestra preocupación por el impacto que tendría tanto en los tripulantes como en los trabajadores de plantas procesadoras. Las autorizaciones respecto de los diversos artes o métodos de pesca son materias eminentemente técnicas y corresponde sean resueltas a nivel administrativo.

Cabe destacar que el martes se votará en la Sala de la Cámara de Diputados una moción parlamentaria, a la cual el Ejecutivo puso urgencia, que busca postergar la entrada en vigencia de la ley que establece la potera como único sistema para capturar el recurso.

Con independencia del resultado de la votación, como Ejecutivo reiteramos nuestra preocupación, y mantendremos el diálogo permanente con todos los sectores. En relación con los tripulantes y trabajadores de las plantas industriales que procesan jibia se han estudiado junto con ellos distintas fórmulas para mitigar y atenuar los problemas derivados de la aplicación de la mencionada ley, a través de una plataforma social.

Entre los mecanismos de apoyo abordados junto a ellos, se cuentan programas de capacitación enfocados en la diversificación laboral e incentivos y apoyos para el emprendimiento, así como ayudas y becas para estudios (tanto del personal de las plantas y de los tripulantes, como de sus hijos), sin perjuicio de otras medidas que se encuentran en evaluación.

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura reitera su plena voluntad para mantener el diálogo con todos los sectores pesqueros, y a la vez llama a los parlamentarios a informarse adecuadamente previo a la votación del martes, para los efectos de la eventual postergación de la entrada en vigencia de la ley”.

Lea >> Trabajadores de la industria pesquera y del salmón esperan respaldo del gobierno

Relacionado >> Gobierno niega que esté pensando en retirar el proyecto de «Ley Corta de Pesca»