IctioBiotic es una empresa que ofrece a la industria del salmón probióticos suministrados con el alimento y que se dividen en dos grupos: inmunoestimulantes y aquellos con propiedades farmacéuticas (vacunas).

La compañía lleva alrededor de siete años investigando cómo poder utilizar los probióticos para enfrentar las enfermedades que ocasionan graves pérdidas en la salmonicultura nacional. En este marco, el Dr. Mario Tello, cofundador de IctioBiotic, inició los estudios gracias a un proyecto FIA (Fundación para la Innovación Agraria); posteriormente, se adjudicaron un fondo de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) que, sumado al aporte de los socios, permitió tener el financiamiento necesario para trabajar en la estandarización de las dosis, tiempo de administración del probiótico, caracterizar el efecto sobre el sistema inmune y si efectivamente conferían protección contra patógenos que afectan el cultivo de salmónidos.

Y para ahondar en los alcances de sus productos, AQUA dialogó con el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) y cofundador de IctioBiotic, Francisco Ascui (en la foto destacada).

En el caso de las vacunas, ¿qué resultados han logrado a la fecha?

En pruebas de laboratorio hemos logrado incrementar considerablemente la sobrevida contra P. salmonis. Mediante ensayo de desafío por inyección intraperitoneal del patógeno, obtuvimos una sobrevida del 80% a 350 UTAs después de terminada la administración del probiótico; esto es, al menos cuatro veces la sobrevida observada en los acuarios controles (<20%). Resultados igual de prometedores son los conseguidos con nuestro aditivo inmunoestimulante.

Respecto de los probióticos, ¿cuáles son sus principales características?

Los probióticos son microorganismos que producen una mejora en el estado de salud del organismo. Esto se logra debido a que interactúan: (a) con los componentes del sistema inmune que se encuentran alojado en el intestino y permiten una estimulación general del sistema inmune, mejorando la protección contra patógenos y (b) directa e indirectamente con patógenos impidiendo la colonización, sobrevida y crecimiento.

En nuestro caso, hemos mejorado las propiedades de un probiótico mediante la producción de moléculas que se relacionan con las células inmunes, expresando proteínas y estimulando la respuesta contras patógenos bacterianos, intra y extracelulares. Esto incrementa la sobrevida contra infecciones intraperitoneales de P. salmonis y F. psychrophilum, logrando hasta un 80% de sobrevida.

En el caso de la vacuna oral, ¿ya se encuentra autorizada para su uso?

Estimamos tener la aprobación de uso para nuestro aditivo inmunoestimulante dentro de los próximos meses. Para nuestros productos que funcionan como vacunas orales, tomará más tiempo, ya que estamos haciendo más ensayos de optimización y protección.

Entendemos que tienen un acuerdo de colaboración con una importante empresa de alimentos para llegar al mercado. ¿Pueden compartir su nombre?

Sí, ya podemos compartir el nombre y estamos muy orgullosos de anunciar un acuerdo de colaboración con BioMar. A principios de septiembre se comenzarán a realizar pruebas biológicas para terminar a fines de año con las pruebas industriales en sus plantas. Si todo sale bien, podremos tener nuestro inmunoestimulante disponible para la venta, a través de BioMar, durante el segundo trimestre del 2020.

IctioBiotic es un consorcio donde participan diferentes salmonicultoras. ¿Los productos desarrollados por ustedes están disponibles para toda la industria o solo para sus socios?

IctioBiotic es un spin off del consorcio Ictio Biotechnologies en el cual se encuentran, adicional a la Universidad de Santiago (USACh) y ActivaQ, socios salmonicultores como Ventisqueros y Blumar. Obviamente, esperamos que ellos sean clientes importantes, sin embargo, a través de la cartera de BioMar estará disponible para toda la industria.