El pasado martes 20 de agosto, en el Hotel Manquehue de la ciudad de Puerto Montt, región de Los Lagos, SGS Academy –que es el centro de capacitación del Grupo SGS en Chile– organizó el seminario titulado “El impacto del liderazgo femenino en la transformación organizacional”, en el cual participaron 60 mujeres de 35 empresas diferentes, representantes de la industria de alimentos.

En la instancia, que fue dictada por Sandra Chiros y Andrea Díaz y cuyos modelos de base fueron Programación Neurolingüística, Coaching y Neurociencia, se revisaron temáticas de actualidad en cuanto a la necesidad de transformación de las organizaciones y, en particular, con foco en las compañías, perspectivas de cambio y en las oportunidades por sobre las crisis.

La dinámica contempló una fase expositiva respecto a distinciones clave que las relatoras compartieron con las asistentes, esto, en palabras de SGS, con el propósito de construir un enfoque conceptual desde el que se propone comenzar a construir conjuntamente una nueva perspectiva. La  segunda fase  del seminario, en tanto, contempló actividades participativas donde las asistentes contribuyeron desde su experiencia a la construcción de esa nueva perspectiva.

“El propósito de esta metodología es lograr una experiencia colaborativa de aprendizaje que asegure que la actividad sea única en sí misma y las asistentes puedan incorporar efectivamente los nuevos conocimientos”, explica Karina Garrido, directora de SGS Academy en Chile.

Baja presencia de mujeres

Las empresas de la zona sur están principalmente orientadas a la industria acuícola-pesquera, cárnica y láctea. Estas organizaciones se han caracterizado por una baja presencia de mujeres en los puestos de trabajo que se suma a la muy baja empleabilidad de las mujeres en Chile.

Lea >> Empleo de la mujer y el hombre en la región de Los Lagos: ¿En qué situación se encuentra?

Opinión >> La trascendencia del equilibrio entre lo femenino y lo masculino

Relacionado >> Equidad de género: De la reflexión a la «refle-acción»

“Actualmente, se comienzan a percibir los primeros cambios y ya algunos implementados respecto a condiciones básicas de trabajo que no se contemplaban en el pasado. Es aún historia reciente que las empresas no contaran con las condiciones higiénicas básicas que respondieran a las necesidades de las mujeres en el trabajo. Junto con lo anterior, también ya algunas mujeres en estas organizaciones están ocupando cargos de dirección y de responsabilidad, enfrentando los cuestionamientos propios y de quienes las observan en cuanto a su estilo de liderazgo. Entonces, la pregunta que resuena es si es posible ejercer el liderazgo sin dejar de ser mujer”, subrayaron desde SGS, concluyendo que en ese sentido el seminario fue una invitación a la reflexión y a la acción desde el reconocer cuál es el valor del liderazgo femenino en las organizaciones como una gran oportunidad de transformación.