Empresas Copec S.A., holding que es controlado por el grupo Angelini, entregó sus estados financieros del primer semestre de 2019, detallando el balance registrado en las áreas forestal, combustibles y energía, pesquero y minero (Mina Invierno).

En el caso puntual del rubro pesquero, Pesquera Iquique-Guanaye (Igemar), al 30 de junio de este año, anotó una ganancia atribuible a los propietarios de la controladora de US$5,6 millones, en línea con la ganancia de US$5,5 millones reconocida en igual semestre de 2018. Si bien tanto el resultado operacional como no operacional disminuyeron, fueron compensados por menores impuestos.

En relación con el resultado operacional, la compañía explicó que los mayores volúmenes de venta fueron compensados por la caída en precios internacionales de la harina y aceite de pescado. A esta se suman los costos asociados al cierre de las actividades productivas del negocio de choritos (mejillón), dado que estos activos fueron aportados desde Orizon a St. Andrews y Empresa Pesquera Apiao, como pago por el 20% de participación en estas sociedades.

“Durante el periodo, se registraron caídas en los precios de todos los productos, que disminuyeron 6,7% para la harina de pescado; 8,9% para el aceite de pescado; 10,9% para las conservas; y 24,6% para los congelados”, puntualizó Empresas Copec, añadiendo que en el citado lapso se comercializaron 15,9 mil toneladas de harina de pescado, 7,2 mil toneladas de aceite de pescado y 13,6 mil toneladas de congelados; que representan alzas de 5,8%, 111,8% y 12,3% -respectivamente-. Adicionalmente, se vendieron 1.310 mil cajas de conservas, lo que representa una baja de 0,4%.

Mientras que la pesca procesada total alcanzó las 188,6 mil toneladas, lo que representa un aumento de 18,4%. “La ganancia no operacional disminuyó en US$2,5 millones respecto del periodo anterior, lo que se explica principalmente por un menor resultado en asociadas y negocios conjuntos, por US$3,1 millones, proveniente principalmente de Corpesca, así como menores otras ganancias y mayores costos financieros”, adujo la firma ligada a los Angelini.

Corpesca

En línea con la información de Corpesca, ahondó que el 27 de diciembre de 2018, en junta extraordinaria de accionistas, se acordó la reorganización de esta sociedad, con el objetivo de establecer las estructuras adecuadas para una mejor administración y optimización de sus distintas áreas de negocios. En virtud de lo anterior, se procedió a la división de Corpesca S.A., manteniéndose en ella las actividades e inversiones asociadas a la actividad pesquera, y asignándose a una nueva sociedad, denominada Inversiones Caleta Vítor S.A., los activos de los negocios en Brasil, Alemania y de los asociados a KABSA S.A. Lo anterior comenzó a regir, para efectos tributarios y financieros, a partir del 1 de enero de este año.

Más en detalle, Corpesca registró una ganancia de US$2,6 millones, la que se compara negativamente con los US$17,5 millones a junio de 2018. Este último resultado incluye las utilidades generadas en las empresas relacionadas que hoy se encuentran bajo Caleta Vítor.

El volumen físico facturado, en tanto, fue de 55 mil toneladas de harina y aceite de pescado, representando una reducción de 16% respecto al mismo periodo en 2018. En relación con los precios, la compañía dijo que se observó una caída de 8% para la harina de pescado y un alza de 4% para el aceite de pescado.

Por su parte, Caleta Vítor registró una utilidad de US$6,0 millones al segundo trimestre, explicada principalmente por los resultados de la afiliada Serenor y Corpesca Brasil y, en menor medida, por MPH y Kabsa.

Cambio climático

En el análisis de riesgo efectuado por Empresas Copec, destaca el relativo al cambio climático. En este punto, subraya que un creciente número de científicos, organizaciones internacionales y reguladores, entre otros, argumentan que el cambio climático global ha contribuido, y continuará contribuyendo, a la impredecibilidad, frecuencia y gravedad de desastres naturales (incluyendo, pero no limitado a, huracanes, sequías, tornados, heladas, tormentas e incendios) en ciertas partes del mundo.

Como resultado de ello, indica la compañía, numerosas medidas legales y reglamentarias, como también iniciativas sociales, han sido introducidas en diferentes partes del mundo, en un esfuerzo para reducir gases de efecto invernadero (GEI) y otras emisiones de carbono, las cuales serían contribuyentes importantes al cambio climático global.

A su vez, expectativas públicas en lo que respecta a reducciones de las emisiones de GEI podrían resultar en el incremento de costos de energía, transporte y materia prima y podrían requerir que la compañía efectúe inversiones adicionales en plantas y equipos.

“Aun cuando no podemos predecir el impacto de las condiciones eventualmente cambiantes del clima global, como tampoco podemos predecir el impacto de las respuestas legales, regulatorias y sociales a las preocupaciones acerca del cambio climático global, estas ocurrencias pudieran afectar negativamente los negocios, condición financiera, resultados de operaciones y flujo de caja de la compañía”, advierte Empresas Copec S.A.

Para más detalles descargue aquí el Análisis_Razonado_Empresas Copec_Al 30 de junio de 2019

También puede descargar los Estados Financieros_Empresas Copec_Al 30 de junio de 2019