“De costa a costa, la salud de los océanos de Canadá es importante: para las personas cuyos medios de vida dependen de ellos y para las especies marinas, incluidas las ballenas y las poblaciones de pesca comercial, que no pueden existir sin ellas. Para proteger estas importantes aguas, hemos avanzado con algunos de los planes de conservación y protección de los océanos más sólidos del mundo”, así subraya el Partido Liberal de Canadá (LPC, por su sigla en inglés) en su plan de campaña que fue presentado recientemente por su líder, Justin Trudeau (en la foto destacada), actual primer ministro del país norteamericano.

En caso de ser reelecto, y para mantener saludables los océanos de Canadá, “avanzaremos con más inversiones en ciencias del mar y lucha contra las especies invasoras, y trabajaremos con las comunidades costeras, los pueblos indígenas y otros para proteger mejor las poblaciones de peces y los hábitats marinos de los cambios resultantes de la crisis climática. Esto incluirá la introducción de la primera Ley de Acuicultura de Canadá”, ahonda el LPC en su programa de gobierno.

Esa primera ley contempla que en Columbia Británica (BC, por su sigla en inglés), provincia en donde se desarrolla gran parte de la salmonicultura del país (se producen cerca de 90.000 toneladas anuales de salmón Atlántico, siendo Cermaq, Mowi, Grieg Seafood y Cooke algunas de las principales empresas), se desarrolle “un plan responsable para la transición del cultivo de salmón en balsas-jaula en mar a sistemas de contención cerrados en tierra (RAS, por su sigla en inglés) hacia el 2025”, puntualiza el partido de Trudeau en su documento de 85 páginas, que puede descargar aquí (en la página 36 se menciona lo relacionado con “Océanos Saludables”).

También puede leer una nota (en inglés) con la opinión de candidatos sobre este tema.

*Créditos de la foto destacada: LPC.