Chile presentó oficialmente su candidatura para ser electo como miembro del Consejo de la Organización Marítima Internacional (OMI), organismo de la ONU que está orientado a mantener altos niveles de seguridad y eficiencia en la navegación marítima, la protección del medio ambiente marino y zonas costeras.

Lea >> Chile lanzó candidatura a la Organización Marítima Internacional

“Nuestro país es miembro del Consejo de la OMI ininterrumpidamente desde el año 2001 y, a partir de su incorporación en 1972 a la Organización Consultiva Marítima Internacional, actual OMI, ha ratificado los principales convenios internacionales marítimos y sus respectivos protocolos y enmiendas; a la vez que ha dado cumplimiento a las exigencias del ‘Sistema Mundial de Seguridad y Socorro Marítimo’, a través de una amplia red de radio-comunicaciones”, aseguran en la Cancillería chilena.

En ese marco, el director general del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), vicealmirante (VA) Ignacio Mardones Costa, destacó la importancia que tiene Chile como referente internacional en materias de seguridad, protección, conservación de los océanos y el uso sustentable de sus recursos. “Hemos estado presente por más de 30 años y es importante ratificar el papel que cumple nuestro país en el Consejo. Lo que se re resuelve en este organismo no solo le afectan a la Marina, sino que a todos los chilenos”, enfatizó.

El VA Mardones también resaltó la posición de Chile como un país oceánico, en donde la Armada, a través de la autoridad marítima nacional, “tiene una tarea y responsabilidad trascendental”. En este sentido dijo que, “como Estado Ribereño del Pacífico Sudeste, nuestro desarrollo social, económico y cultural, sumado al compromiso y dedicación a las tareas marítimas, nos convierte en un referente internacional en materias de seguridad, protección, conservación de los océanos y el uso sustentable de sus recursos. Nuestra institución brinda asistencia de seguridad y protección marítima en búsqueda y salvamento, meteorología, hidrografía, oceanografía y señalización marítima”, afirmó.

El océano se ha convertido en una prioridad para el mundo, pero a su vez, el mundo comprende que el uso del océano no puede ser indiscriminado. Es por eso que Chile, a través de la Directemar, “vuelca sus esfuerzos a proteger la vida humana en el mar, mantener océanos limpios, para apoyar el desarrollo sustentable de la biota marina y contribuir a hacer los mares más conocidos y, por consecuencia, resguardar mejor su futuro a las nuevas generaciones”.

Finalmente, Mardones sostuvo que esta postulación al Consejo de la OMI en la Categoría “C”, “se basa en el compromiso de nuestro país para seguir contribuyendo con un trabajo permanente en beneficio de un transporte marítimo seguro, protegido, ecológicamente de acuerdo con los nuevos tiempos y sostenible”.

Dicha Categoría está conformada por 20 Estados con intereses especiales en el transporte marítimo o en la navegación y cuya integración en el Consejo de la OMI busca garantizar la representación de todas las grandes regiones geográficas del mundo.