Conseguir una disminución del traspaso o venta de cuotas desde el sector artesanal al industrial, es uno de los objetivos que tiene trazado tanto la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado a través de la llamada Ley Corta de Pesca, propiciada por el Ejecutivo; como la de la Cámara de Diputados, a través de la moción que regula el dominio de los recursos hidrobiológicos.

Lea >> Comisión del Senado aprueba eliminar dos causales de caducidad del Registro Pesquero Artesanal

Lea también >> Valoran legislatura sobre caducidades y movilidad de los pescadores propiamente tales

Entre los senadores participantes de la comisión, quienes continúan en la revisión de las observaciones realizadas a la ley, existe hasta el momento un acuerdo en el punto en cuestión, respecto a la necesidad de disminuir los traspasos y, en lo ideal, acabar con la práctica en su totalidad en el futuro, por considerar que es un privilegio para algunas personas, que sin realizar actividades pesqueras tengan derechos sobre los recursos.

Sesión de la Comisión de Pesca del Senado

No obstante lo anterior, existen algunas dudas en cuanto a considerar gradualidad en la aplicación de la ley, así como la implementación de medidas que permitan a los pescadores volver a realizar una actividad que en la práctica han dejado de hacer y sobre los efectos que podría desencadenar la medida, por lo que solicitaron antecedentes que permitan aclarar sus dudas al respecto.

Frente a ello, el gobierno, a través del subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, y el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, solicitaron no innovar sobre la materia, en cuanto existe el propósito de regionalizar los criterios sobre el manejo de los recursos, aludiendo además a los efectos económicos que podría provocar un nuevo articulado en la zona austral.

Comisión de Pesca del Senado

En tanto, en la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara de Diputados, aún es incierto el rumbo que tomará la iniciativa congresista, pues ha existido férrea defensa por parte de legisladores de las regiones de Aysén y Magallanes sobre los derechos asignados a los pescadores artesanales de la zona sur-austral, que permiten la venta del 100% de las cuotas.

Los diputados defensores de la causa, desde todos los sectores políticos, han argumentado razones sociales, económicas y climáticas asociadas a las características de zona extrema de ambas regiones, como una dificultad para realizar la actividad pesquera artesanal, por lo que, quienes buscan cambiar la ley, miran ir hacia una aproximación que les permita terminar con la excepción, teniendo en cuenta otras variables.

Sesión de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados

Preliminarmente, este lunes, en la Comisión de Pesca del Senado, y el miércoles, en la Cámara de Diputados, se votará sobre el particular, por lo que pescadores artesanales de la Conapach dijeron que permanecerán “trabajando sobre este tema, especialmente en relación a la protección de los recursos, en la línea de la eliminación de las artes y aparejos de pesca industriales (red de arrastre), que en la actualidad amenazan con extinguir recursos como la merluza austral, la merluza de cola y la merluza tres aletas”.

De izquierda a derecha: José Alvarado, director de Conapach; Zoila Bustamante, vicepresidenta de Conapach; Agustín Ruiz, director de Conapach (región de Los Lagos); y Óscar Espinoza, presidente de Conapach (región de Tarapacá), en la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados durante la sesión del pasado miércoles 9 de octubre.

Relacionado >> Pescadores piden programas de financiamiento para fortalecer la Ley de Caletas