El potencial de recursos de energías renovables que tiene Chile plantea futuros desarrollos para la electromovilidad acuática, según sostiene Rodrigo Palma, académico de la Universidad de Chile y director del Centro de Investigación de Energía Solar (Serc- Chile), quien profundizó esta idea con ElectroMov, luego de haberla expuesta en el XVII Foro Eléctrico del Norte, realizado por Editec en Antofagasta.

De acuerdo con el especialista, “Chile es como un portaviones y es raro que con el acceso al océanos hablemos tan poco del rol futuro que va a cumplir el paso a una electromovilidad en la parte acuática, ya sea en el transporte de carga o de pasajeros, que se conjuga muy bien con las energías renovables, en que se puede cargar la batería de las embarcaciones con energía renovable presente en el territorio”.

LEA TAMBIÉN: Barcos eléctricos gigantes: ¿ilusión o realidad?

A su juicio, el desarrollo de la electromovilidad acuática requiere que las embarcaciones “usen almacenamiento de energía en baterías o con hidrógeno, lo que cambia el swicht del rol del mundo del transporte acuático”.

“Las embarcaciones tendrían motores eléctricos directamente alimentados por batería en la estructura de la nave, o bien hidrógeno en su versión de celda de combustible y luego a electricidad, o el hidrógeno como aditivo a un motor de combustión”, subraya Palma.

El académico enfatiza que el desarrollo de soluciones de energía solar y de hidrógeno en Chile pueden entregar la oportunidad para participar en materia de Investigación y Desarrollo en electromovilidad acuática.